martes 2/3/21
Ilustración

El León ‘sicotrónico’ de Martín

El ilustrador exhibe ‘online’ la exposición que tenía prevista para Espacio-E
Tres
Tres de las obras creadas por Martín para la exposición prevista en la galería Espacio-E. DL

Miguel Ángel Martín no solo se ha imaginado su tumba, sino que la ha dibujado. Es la cruz de la plaza del Grano, en la que ha grabado su típica máscara antigás y la frase «Game over» (juego acabado). En realidad, la obra forma parte de la particular visión que el ilustrador, afincado en Madrid, tiene de su León natal. Es un León sicotrónico, del que forman parte 19 dibujos de una exposición que tenía que haberse inaugurado en septiembre, pero que la pandemia ha aplazado. Fue un encargo de Pablo Martínez, responsable de la galería Espacio-E. Al artista leonés, autor de una obra que chorrea sangre y violencia, se le ocurrió desempolvar una vieja idea que nunca llegó a cuajar, una serie sobre edificios industriales y raros de Madrid. Cuando el galerista le propuso hacer la exposición, pensó en darle una «vuelta leonesa» a aquel proyecto fallido. Así nació León sicotrónico, que puede verse ya online en la web de la citada galería. Martín ha retratado un Musac que es obra de una grafitera, el puñal de Guzmán —con la advertencia: «Si no te gusta León...»— o la chimenea de Ovejero con el título Avistamiento de ovnis.

En el recorrido por León que hace Martín no faltan tres personajes del antruejo de Velilla de la Reina, el demonio de los danzantes de Laguna de Negrillos y un Grial que rebosa tentáculos. Monumentos reconocibles, pero tratados desde un punto de vista muy original y con grandes dosis de humor negro. «He elegido los edificios que más me apetecían», confiesa.

Riaño, cementerio marino

Hay un ‘oceanario’ en el que una pareja se hace selfis ante las horribles pirañas y criaturas abisales que lo habitan, un cementerio marino llamado Riaño. En la obra titulada Apokalypse, el espectador tiene que imaginar que la gárgola que vomita sangre es uno de los seres pétreos que habitan la Catedral de León. El templo gótico también aparece en las manos de un niño, que sostiene el edificio en llamas. Martín convierte el edificio de la Junta en el KKK, que no es la sede del Ku Klux Klan, sino de Kryptik Kosmik Korporation. Las obras pueden adquirirse en la web de la galería y los precios oscilan entre los 228 y los 452 euros. Espacio-E sacará próximamente una caja metálica con reproducciones en pequeño formato de algunas de las 19 obras, en una edición limitada, numerada y firmada por el autor. En el León sicotrónico tampoco faltan un felino calavérico, quizá presagio de lo que aguarda a esta provincia, y el gallo de la veleta de San Isidoro, amordazado, que ‘Habla con el viento’. Los dibujos están hechos todos con tinta china y acuarela sobre papel. Es la primera exposición que el artista leonés inaugura primero online.

Martín, autor del cartel de la pasada edición del Festival de Cine de Terror de Turín, acaba de terminar el guion de su próxima novela gráfica, que se titulará igual que una de las canciones más versionadas de la historia, My Way.

El León ‘sicotrónico’ de Martín
Comentarios