domingo 19.01.2020
Festival

León sucumbe hoy a la ola del Purple Weekend

El festival suma conciertos hoy en el Glam y Studio 54 y la primera allnighter
León sucumbe hoy a la ola del Purple Weekend

Si hay alguien que haya desarrollado, si es que eso es posible, un sentimiento de fobia hacia la música, aún está a tiempo de ponerse a salvo y abandonar la ciudad. Porque León se convierte gracias al Festival Internacional Purple Weekend de León en un hervidero musical en torno al rock, a lo que se suman iniciativas añadidas como son León Se Mueve (6, 7 y 8 de diciembre) y los conciertos del Babylon, para los días 6 y 7.

 

Pero en León estos días predomina el color púrpura. Y es una hegemonía que viene de largo, además de merecida por sus contenidos, por saber sobreponerse a controversias externas y hasta internas. «Ninguno de nosotros estaremos, pero el Purple seguirá», predijo Alejandro Díez (y él si tiene derecho a hacerlo sobre el festival), como inventor de este artefacto que se ha convertido en cita obligada para los habituales y en territorio mítico para los melómanos de este tipo de música que ansían al menos una vez en la vida pisar el Purple Weekend, sus conciertos y demás actividades programadas.

 

Con 31 años a sus espaldas, puede que el Purple Weekend haya tenido tentaciones de caer en la rutina. Pero eso no ha sido posible porque para su supervivencia ha tenido que sortear múltiples factores ajenos, junto al mero hecho de evolucionar, asunto que se ha producido con más naturalidad, gracias al propio evento en sí, que la pronosticada por los gurús de turno o los que por su cuenta se erigen en salvaguardas de esencias que no aparecen en ningún manual.

 

Por eso, la filosofía del Purple Weekend la explica la presencia hoy a las 15 horas, en concierto fuera de abono, del francés Ian Kay. Un más que interesante artista que proveniente de la escena garaje y punk ha evolucionado cuando ha querido a territorios menos pedregosos. ¿Puede ser más pop? Se pregunta él mismo a lo que se responde con un sonoro y revelador: «Y qué», lo que lo confirma como un espíritu libre de la escena rock europea, aunque sus últimas grabaciones las haya realizado en EE UU.

 

Si con nombres como Ian Kay ya es posible hacerse una idea de qué es el Purple Weekend, con Espacio Vías el festival cobra ya el valor de territorio familiar, en un local que por disposición y estructura remite a los tiempos más potentes de la escenas garajeras, underground o power pop, más por ampliar que por acotar, en donde el sonido lo-fi y el hit instantáneo sin contemplaciones llevaban la voz cantante.

 

Y bastante de eso saben en Australia, por lo que no puede ser más oportuna la presencia de The Stems (21.30 horas, Espacio Vías), la banda de Dom Mariani. Los australianos llegan con titulares históricos como Julian Matthews y Dave Shaw, junto al citado Mariani, a los que se les une Davey Lane, guitarrista de You Am I, una de las bandas de rock más exitosas de Australia en las últimas dos décadas. The Stems tuvieron un más que afortunado periplo a mediados de los 80 que los convirtió en una reputada banda.

 

Junto a ellos, con diez años de existencia, actuarán The Cyanide Pills. Británicos, calificados como «atajo de post-adolescentes británicos», tienen en cambio la suficiente veteranía como para reivindicar una década de música. Y su apuesta es fuerte: desde la ciudad de Leeds, The Cyanide Pills enarbolan la bandera de bandas como los Buzzcocks, The Boys, Generation X y Eddie & The Hot Rods, con un claro referente más cercano en The Briefs. Comenzaron su andadura en 2008 y, según las crónicas, desde entonces su escalada está siendo meteórica, agotando, tirada tras tirada, sus muchos singles y tres elepés en el sello Damaged Goods.

León sucumbe hoy a la ola del Purple Weekend