viernes 22/1/21
PATRIMONIO

León tiene nueve elementos singulares protegidos después de cargarse uno

El puente de Juan de Austria tenía la máxima protección cuando hace tres años fue derribado.

En el año 2000 el Ayuntamiento de León aprobaba el catálogo de de bienes y elementos protegidos, un registro en el que se dejaba constacia de los niveles de protección de los edificios, conjuntos urbanos y bienes de la ciudad, un documento cuyo objetivo era no sólo registrar la herencia municipal sino impedir que este legado fuera víctima de desmanes. Uno de sus capítulos hace referencia a los elementos singulares, un conjunto de bienes que cuyas características les convierten en únicos y que, por lo tanto, deben gozar del amparo oficial. Son diez, aunque en realidad debería decirse nueve puesto que uno de ellos fue demolido hace tres años por el anterior equipo de gobierno merced al cambio de las obras de Feve.

Se trata del puente de Juan de Austria, un viaducto de principios de siglo pasado construido en piedra, de una sóla bóveda de cañón y que daba continuidad a la citada plaza con San Mamés. El catálogo le otorgaba un grado de protección de nivel cinco, el máximo, que justificaba en que constituía parte de la memoria histórica de la configuración del barrio de San Mamés y de las ampliaciones urbanísticas que tuvieron lugar con la implantación en la ciudad, a finales del XIX, del tren. Sin embargo, eso no fue justificación suficiente para que las máquinas no lo derribaran.

Bienes a proteger

Entre los elementos protegidos destacan el templete de la música del paseo de La Condesa, la marquesina levantada por Torbado en San Francisco, las esculturas de Neptuno, Guzmán el Bueno y la Inmaculada —para las que el Ayuntamiento ha aprobado un plan de limpieza y rehabilitación— las placas conmemorativas de rotulación de las calles, los panteones del cementerio de San Froilán (Díez Canseco, Álvarez Miranda, Álvarez Carballo o Hevia Cahussadat, entre otras), los bancos de azulejos de Zuloaga, y el puente de Puente Castro.

Algunos de los citados pueden estar a punto de desaparecer. Es el caso de los bancos realizados por el taller del maestro Zuloaga, arrinconados y desconchados en el asilo, la marquesina de Torbado y algunas de las placas dedicadas a prohombres leoneses. Todos ellos gozan del máximo nivel de protección.

León tiene nueve elementos singulares protegidos después de cargarse uno
Comentarios