lunes. 04.07.2022

Tomás Gómez Piñán nació en el pueblo de Ribota de Sajambre en 1896. Se ordenó sacerdote en 1918 y estudió Derecho en la Universidad de Oviedo, donde entró en contacto con las ideas liberales y krausistas de regeneración social a través de la enseñanza del llamado ‘Grupo de Oviedo’. A raíz de una conferencia en el Ateneo de Madrid en 1930, en la que se mostró partidario de la democracia, la libertad de cultos y la separación Iglesia-Estado, adquirió fama en los medios republicanos. Tras la instauración de la II República fue elegido para formar parte de la Comisión Jurídica Asesora, encargada de realizar la primera redacción de todas las leyes, incluida la Constitución del nuevo Estado junto con los juristas más prestigiosos del país. Trabajó en ella hasta 1936.

María Luisa Tezanos recuerda que la sublevación militar le sorprendió en la capital de España, donde mantenía bufete de abogado. Fue detenido y enviado a la cárcel Modelo por ocultar a un familiar de la CEDA. Al salir de ella se marchó a Barcelona y después a Francia, donde se sumó a los sublevados. En 1945 consiguió la secularización. Ejerció como abogado en Barcelona hasta 1955 y murió en Madrid en el año 1957. «Su peculiaridad estriba en su evolución exclusivamente intelectual hacia el republicanismo y en haber renegado de él tras la sublevación militar», sintetiza la profesora Tezanos. Tomás Gómez Piñán es una de las diez figuras biografiadas en el libro de reciente aparición Otra Iglesia.

El leonés Gómez Piñán asesoró al Gobierno en la nueva Constitución
Comentarios