viernes 10.04.2020
Estadísticas

Las leonesas leen mucho más

La provincia está diez puntos por debajo de Madrid

El 68,5% de los españoles mayores de catorce años lee libros —el 60,9% en el caso de los leoneses, sobre todo mujeres—, de acuerdo con el último Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España. La mala noticia es que aún hay muchos ciudadanos, casi cuatro de cada diez, que no lee nunca. Según el informe que elabora anualmente la Federación Española de Gremios de Editores de España (FGEE), el perfil del lector se corresponde con de una mujer mayor de 55 años, con estudios universitarios y que vive en un área urbana. Para el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, los resultados de la presente edición son «esperanzadores», ya que el crecimiento del hábito lector ha crecido 8,2 puntos porcentuales en diez años.

Un 37,8% de los entrevistados no lee nunca, ni siquiera por trabajo. La justificación más extendida que esgrimen los desertores de la lectura es que no disponen de tiempo (49,1%) o que no les gusta ni les interesa (29,4%). Para los encuestados que no leen, hay ofertas muchos más tentadoras: prefieren realizar actividades deportivas (31,3%), ver la televisión (24,8%) o pasear (24,3%).

Los más lectores

Los jóvenes entre 14 y 24 años son el grupo de población adulta con mayor hábito lector

La razón principal que anima a los encuestados a abrir un libro es la búsqueda de entretenimiento. En cambio, la falta de tiempo es el motivo invocado por quienes reconocen no leer. Como se repite siempre en todos los estudios, las mujeres leen más que los hombres, una distancia que se ensanchando. Así, el 68,3% de mujeres lee libros en su tiempo libre frente al 56% de los hombres, de acuerdo con los datos de la encuesta, en la que han participado 5.000 personas. En la edición de 2018, la diferencia era un punto porcentual inferior. Entre los 55 y 64 años la brecha se acrecienta hasta los 29,1 puntos porcentuales. Por el contrario, a partir de los 65 años, la actividad lectora es igual en ambos sexos. Los lectores digitales representan ya el 29,1%. La descarga gratuita es el método más habitual para la obtención de libros electrónicos (54,7%). Dentro de esta categoría, quienes acuden a las bibliotecas para el préstamo de libros electrónicos apenas suponen un 0,8% de los lectores, de lo que se deduce que la piratería campa a sus anchas. Con todo, un 35% de los lectores digitales consultados afirma que pagó por su descarga.

Llama la atención a los autores del trabajo es el desplome que se produce en la actividad lectora a partir de los 24 años, fenómeno que los investigadores atribuyen a la incorporación al mercado laboral. Por comunidades autónomas, Madrid se presenta como la más lectora (un 78,2%), mientras Extremadura repite como la que menos lee, con un 52,2%. Detrás de Madrid se sitúan País Vasco, Navarra, Cataluña, La Rioja y Aragón. Si se atiende a la edad, los jóvenes entre 14 y 24 años se mantienen como el grupo de población adulta con mayor hábito lector. La actividad se recupera entre las mujeres mayores de 35 años, pero no así entre los hombres, de modo que la proporción de lectores masculinos en tiempo libre a partir de los 25 años encuentra por debajo del 60%. El informe certifica el aumento de la asistencia a bibliotecas y revela que un 32% ha acudido a ellas durante el último año.

Las leonesas leen mucho más