miércoles 8/12/21
Literatura

Los leoneses que rozaron el Nobel

No lo ganaron, pero estar nominado al Nobel de Literatura es ya un éxito. El poeta leonés Antonio Gamoneda y la escritora de origen santanderino Concha Espina, cuya obra cumbre es ‘La esfinge maragata’, fueron aspirantes al máximo galardón de las letras.
Los escritores leoneses Antonio Gamoneda y Concha Espina. J. CASARES - DL
Los escritores leoneses Antonio Gamoneda y Concha Espina. J. CASARES - DL

Solo cinco españoles lo han conseguido. José Echegaray, en 1904; Jacinto Benavente, en 1922; Juan Ramón Jiménez, en 1956; Vicente Aleixandre, en 1977; y Camilo José Cela, en 1989. Pero en la lista de nominados al Nobel de Literatura hay decenas de españoles que finalmente no lograron el galardón. Es el caso de los leoneses Antonio Gamoneda y Concha Espina. También se le escapó a Benito Pérez Galdós, nominado en 1912.

 

Otra candidata fallida fue Sofía Casanova, que optó al Nobel en 1926, al ser una de las primeras corresponsales de guerra de la historia en el periodismo español. Fue famosa por cubrir la I Guerra Mundial y la revolución rusa. Al escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez fue la dictadura de Primo de Rivera la que le boicoteó por sus atroces críticas. Su novela —adaptada al cine por Vincente Minnelli— se había convertido en el libro más vendido en Estados Unidos tras . El gobierno francés, que le ofreció la nacionalidad, quiso avalar a Blasco Ibáñez para el Nobel un año después, pero el escritor lo rechazó.

 

Dos escritores prácticamente olvidados como el vallisoletano Gaspar Núñez de Arce o el sacerdote cántabro Ventura López —que sostenía que Colón había nacido en Toledo— también fueron aspirantes al Nobel.

 

A la Academia Sueca siempre le ha gustado el misterio. Nunca revela hasta 50 años después los nombres de nominados a los Nobel. Averiguar el nombre de los aspirantes se convierte cada año en un caso tan apasionante como descubrir al asesino en las primeras páginas del mejor relato policíaco. Sin duda, es uno de los secretos mejor guardados y, precisamente, este ocultismo suscita todo tipo de quinielas. La casa de apuestas británica Ladbrokes tiene su propia nómina de candidatos, en la que aparecen un centenar de aspirantes al mayor premio de la literatura mundial. El poeta leonés Antonio Gamoneda ha figurado en ella en más de una ocasión, después de ganar el Premio Cervantes. El autor del no es el único español en las quinielas de las últimas ediciones del Nobel. También han ‘sonado’ Enrique Vila-Matas, Javier Marías o Eduardo Mendoza.

 

Pocos escritores pueden presumir de haber sido finalistas en tantas ocasiones como Concha Espina, propuesta 25 veces. La autora de , vicepresidenta de la Hispanic Society y miembro de honor de la Academia de las Letras y las Artes de Nueva York —aunque no logró entrar en la RAE—, fue candidata al Nobel por primera vez en 1926. Las nominaciones se sucedieron año tras año hasta 1932. Nuevamente, volvería a ser propuesta en 1952, 1953 y 1954. Partía como favorita, pero finalmente lo ganaron François Mauriac (1952), Winston Churchill (1953) y Ernest Hemingway (1954).

 

Este año la Academia sueca entregará dos premios Nobel de Literatura, después de que el año pasado no llegara a fallarse por un escándalo de abusos sexuales en el seno de la institución que provocaron una cascada de dimisiones. La Academia sueca, en sus horas más bajas, decidía entonces posponer el premio. Así que en octubre se otorgará el de 2018 y el de esta edición.

 

Pese a que el premio siempre ha sido criticado por «político» y la prueba es que autores de la talla de Kafka, Joyce, Proust o Borges nunca lo ganaron frente a autores que sí lo lograron y hoy son unos perfectos desconocidos, sigue siendo el galardón más codiciado por los escritores. Y si no que le pregunten a Murakami, el eterno aspirante. Jean Paul Sartre ha sido el único hasta la fecha en la historia del Nobel en rechazarlo.

Los leoneses que rozaron el Nobel
Comentarios