martes 22.10.2019
CINE

La ‘Libertad’ del Musac triunfa como tributo al cine de siempre

El documental fue presentado en el Auditorio del Museo Antropológico de la capital. Ha contado con la participación de alumnos del I.E.S. de La Robla y Legio VII
Un momento de la presentación en Madrid del documental con sello leonés. RAQUEL P. VIECO
Un momento de la presentación en Madrid del documental con sello leonés. RAQUEL P. VIECO

Hay historias que no son reversibles, como la ropa, y que no se estiran ni ante la moderna equidistancia. Como lo es la de Josefa, que sufrió a Franco en toda su crueldad. Ahora es un documental titulado Libertad. Y hay que verlo, porque el final, real como la vida misma, aunque a veces sea triste, no lo hubiera escrito ni el mejor de los guionistas. Top secret hasta verlo. Josefa sufrió el terror de Franco durante la guerra y durante la represión inicial que sucede al 39, donde, por ejemplo, sólo en Madrid, la «equidistancia» tan reclamada sería decir que el dictador dio orden de fusilar a 3.000 personas entre 1939 y 1945. Días de 50 en 50, según le diera. Hay un listado y datos que lo confirman y hasta consta la propia resistencia de sus militares ante la barbarie.


Tras estallar la guerra, Josefa perdió primero a su padre y de paso a un hermano. Fusilados. Y ella, se ve que por si acaso, pasó años en la cárcel: prisión en San Marcos, Ponferrada y Saturrarán (San Sebastián). Este es el contexto de Libertad, la historia de Josefa, un documental que ayer se proyectó en Madrid con una gran acogida y que comienza un periplo de presencia en festivales que se presume exitosa.

 

Libertad surge como forma de contar la historia de una joven casi niña en la Guerra Civil. Alumnos de dos institutos leoneses, La Robla y Legio VII, trabajaron en un proyecto en equipo impulsado por el Laboratorio de Antropología Audiovisual (Laav) del Musac, con, entre otros, la participación de Chus Domínguez, Alberto Taibo y más. Junto al apartado temático, que acabaría con un grito general de que nunca más vuelva una guerra, los participantes aprendieron a trabajar en un soporte para ellos absolutamente fuera de sus códigos de comunicación como es el analógico.

 

Rodado en 16 milímetros, los chicos descubrieron que hubo un tiempo en que para hacer una película o un simple video había que tener claro que además de caro lo que hay que conseguir es que el rollo no se acabe pronto.

 

Otros protagonistas

 

Los alumnos Julia Alonso, Sofía Álvarez, Guillermo Castillo, Mónica Centeno, Alejandro Díez, Alba Fernández, Enrique Gamazo, Sara González, Carmen Hernández, Tomás Iglesias, Gloria Miguélez, Jessica Lamas, Lidia Ortega, Jorge Pérez, Paula Pérez, Irene Rubio y María Salguero son los artífices de este interesante proyecto.

 

De igual forma, participaron como demostración de esta idea conjunta los docentes Alberto Taibo, Lucía Pérez, Diana Esteban, con Miguel Aparicio como acompañamiento y asesoramiento en cine analógico. En el mismo sentido, pero en cuanto a la investigación, Mercedes Álvarez Espáriz y Jorge Moreno. La coordinación de todo el invento corrió a cargo de Deac Musac y, Ana Mazaira. Y hay, además, una importante conceptualización gráfica a cargo de Daniela Martagón. Y programación web por Tony Solserpiente.

 

Demostración más que de sobra de que realmente se ha tratado de un trabajo en equipo, también, por supuesto, con Chus Domínguez y Belén Sola, como componentes del equipo LAAV.

La ‘Libertad’ del Musac triunfa como tributo al cine de siempre
Comentarios