viernes. 03.02.2023
A pesar de las dificultades impuestas por la coyuntura económica y sociológica con las que se encuentran los libreros de la capital leonesa, su asociación admite que, por otra parte, existen otras causas «internas del sector». La «tradicional falta de unidad y de colaboración para presentar un frente común en el momento de comprar y vender» es uno de los rasgos que también caracterizan a la profesión en esta ciudad. Relacionado con esto se encuentra la «atomización de negocios». Para combatir este comportamiento, la asociación de libreros leoneses estudiará la posibilidad de unir aún más sus lazos con el fin de evitar, en la medida de lo posible, otros cierres que puedan producirse en el futuro. Esta unión ha de perfilarse, pero intentaría, en el plano teórico, impedir comportamientos abusivos con los que muchas veces se encuentra el librero. El ejercicio de autocrítica continúa: «Frente a actitudes externas poco lógicas, nos lamentamos, pero nunca hemos plantado cara a ese editor que nos trata injustamente en favor de colegios o grandes superficies». Entre esas actitudes poco lógicas, la asociación señala «el afán de comprar fuera de León, donde el caso de la Universidad se perfila como el más grave. Otras entidades, como juzgados, instituciones e incluso particulares encargan fuera libros que pueden encontrarse en León, donde se obtendrían, además, más rápidamente». Libreros y otros profesionales sienten como preocupante el hecho de que librerías, cines y otros centros se vean obligados a cerrar sus puertas, impidiendo que la ciudad desarrolle una vida cultural dinámica y verdadera.

Los libreros estudian aunar esfuerzos ante esta situación
Comentarios