lunes. 26.09.2022

La literatura se hace eterna en la Casa Panero

El agregado cultural de la Embajada de Perú abre el ciclo sobre César Vallejo.
Javier Huerta charla con el agregado cultural de Perú. A. VALENCIA

a.g. valencia | astorga

Y volvió. César Vallejo, el poeta peruano que renovó el lenguaje poético, ‘regresó’ a Astorga en el centenario de la publicación de Los heraldos negros, el libro con el que rompió los moldes de la literatura. La Casa Panero, que «como todas las casas de los poetas tiene algo de mágico», tal y como se refirió el catedrático Javier Huerta, acoge el curso universitario sobre el escritor, un hombre que en la Navidad de 1931 recaló en León y en Astorga, donde conoció a Leopoldo Panero, otra figura, como la de Gerardo Diego o Vicente Aleixandre, que también se han puesto bajo el foco investigador en estas jornadas.

César Vallejo se ha reencontrado con los astorganos, leoneses, con estudiantes alemanes, investigadores, expertos y con sus paisanos. El agregado cultural de la Embajada de Perú en España, Alonso Ruíz Rosas, abrió ayer el simposio, expresando la emoción de estar y tendiendo la mano a colaborar con las administraciones en la musealización de la estancia dedicada a César Valejo en la Casa de los Panero. Precisamente, el legado del peruano ocupará la misma habitación en la que recaló allá por 1931.

La apertura del curso — que es accesible a toda la ciudadanía— contó con el presidente de la Asociación de Amigos de la Casa Panero, también Javier Huerta, quien incidió en los objetivos de universalizar la cultura desde Astorga, dar vida al inmueble convirtiéndolo en un centro cultural de relevancia y fomentar las publicaciones de los congresos. En esta línea avanzó que La palabra poética al límite, que recoge las actas del encuentro en torno a la figura de Leopoldo María Panero ya está en imprenta. Además, confirmó que dentro de la colección de La estancia vacía, que promueve la entidad, se van a editar Los cuentos de Felicidad Blanc, la matriarca de la familia de poetas astorganos.

Dentro de los proyectos a futuro, Huerta recordó a la Diputación y al presidente del ILC, Adolfo Alonso Ares, la necesidad de su colaboración para la musealización del inmueble. Un testigo que Ares recogió, agradeciendo también la labor que se está haciendo para convertir Astorga en «un hito en los mundos de la literatura», una internacionalización que describió el catedrático de la Universidad de Kiel, Javier Gómez Montero, quien explicó que César Vallejo, — de quien se cumple este 2018 el 80 aniversario de su muerte— consiguió humanizar las vanguardias y el lenguaje. Distintos aspectos en los que hoy se seguirá ahondando.

La literatura se hace eterna en la Casa Panero
Comentarios