miércoles. 08.02.2023

‘La lluvia amarilla’ conquista Madrid

La obra basada en la novela de Julio Llamazares hará temporada en la capital
                      Ricardo Joven es Andrés de Casa Sosas en la representación de ‘La Lluvia amarilla’. DL
Ricardo Joven es Andrés de Casa Sosas en la representación de ‘La Lluvia amarilla’. DL

El Teatro Quique San Francisco de Madrid (antiguo teatro Galileo) acoge del 11 de enero al 5 de febrero, la reposición de La lluvia amarilla, adaptación de la obra homónima de Julio Llamazares, en versión y dirección de Jesús Arbués y protagonizada por Ricardo Joven y Alicia Montesquiu. Una obra que traslada a escena el texto de Llamazares, precursor de la España vaciada y que lanza un grito de alarma contra la despoblación rural y los pueblos abandonados.

La lluvia amarilla se adentra en la memoria y la conciencia de Andrés de Casa Sosas (Ricardo Joven), el último habitante de Ainielle, un pueblo ubicado en el Pirineo aragonés, quien nos habla en su relato durante la que será su última noche en su casa natal. La última noche de su vida, después de la cual la muerte conducirá a Andrés hacia la oscuridad eterna, donde podrá reunirse con su mujer Sabina (Alicia Montesquiu) y sus seres queridos. La historia de Andrés es también la del transcurrir de una vida y, al mismo tiempo, la del fin de una manera de vivir. Pero esa noche Andrés es acuciado por todos los males imaginables: la soledad, la muerte, la desidia, la enfermedad, el odio, la alucinación, el tiempo... Pero también por el recuerdo del amor y la amistad.

En La lluvia amarilla, el agreste paisaje de montaña provoca que el hombre haga balance de su soledad y desamparo en los umbrales de la muerte. Como cuenta su protagonista, «los días eran largos, perezosos, y la tristeza y el silencio se abatían como aludes sobre Ainielle. Yo pasaba las horas vagando por las casas, recorría las cuadras y las habitaciones y, a veces, cuando el anochecer se prolongaba mansamente entre los árboles, encendía una hoguera con tablas y papeles y me sentaba en un portal a conversar con los fantasmas».

‘La lluvia amarilla’ conquista Madrid
Comentarios