miércoles 27/10/21

El Machu Picchu es más antiguo de lo que se creía

Las modernas tecnologías permiten arrojar luz sobre la edad de la ciudad
Vista panorámica de la ciudadela inca de Machu Picchu. PAOLO AGUILAR

Un grupo de científicos, liderados por el arqueólogo y antropólogo de la Universidad estadounidense de Yale Richard Burger, han utilizado en sus trabajos un acelerador de espectrometría de masas (AMS) y han determinado que el complejo es al menos veinte años más antiguo de lo que establecen los registros históricos. El AMS es una de las tecnologías más avanzadas utilizadas en la actualidad para la datación mediante el radiocarbono, ha explicado la Universidad de Yale tras la publicación de los resultados de esta investigación en la revista Antiquity.

Los nuevos hallazgos revelan que Machu Picchu estuvo en uso desde aproximadamente el año 1420 hasta el año 1530 y que esa utilización terminó alrededor de la época de la conquista española. Esas dataciones revelan que el sitio es al menos 20 años más antiguo de lo que sugieren los registros históricos, según los investigadores, que han subrayado, además, que los recientes datos plantean nuevos interrogantes sobre la comprensión de la cronología inca. Algunas fuentes históricas (ha recordado la Universidad de Yale) señalaban que el gobernante del estado inca Pachacútec tomó el poder en el año 1438 y que posteriormente conquistó el valle donde se encuentra Machu Picchu.

El imperio más grande

Los incas iniciaron la conquista de la América precolombina décadas antes de lo que se creía

A partir de esos registros se había estimado que la ciudadela fue construida después del año 1440 y quizás hasta el 1450, dependiendo del tiempo que le llevó al nuevo gobernante conquistar y someter esa región y construir el complejo. El hallazgo de los arqueólogos sugiere que Pachacútec, cuyo reinado puso a los incas en el camino para convertirse en el imperio más grande y poderoso de la América precolombina, ganó poder y comenzó sus conquistas décadas antes de lo que indican las fuentes textuales. Las estimaciones sobre la antigüedad de Machu Picchu y la duración de su ocupación se basaban hasta ahora en relatos históricos escritos por españoles después de la conquista española, pero han apuntado que los datos conocidos hasta ahora deben ser revisados.

El AMS puede datar huesos y dientes que contienen incluso pequeñas cantidades de material orgánico, ampliando así el conjunto de restos adecuados para el análisis científico.

Para este estudio, los investigadores han utilizado y analizado muestras humanas de 26 individuos. Los restos analizados, que pertenecían a criados, muestran poca evidencia de participación en trabajos físicos pesados, como la construcción, por lo que seguramente pertenecían al período en que el sitio se usó como un palacio de campo, no cuando se estaba construyendo.

El Machu Picchu es más antiguo de lo que se creía
Comentarios