La exposición se convierte en un diálogo entre dos generaciones artísticas

Marcelino Cuevas llena de «grafitis porno» la Casa Galicia

Imagen de una de las obras que pueden verse en la exposición
Junto a Salvador Armesto presenta la muestra «Arte urbano & grafitis obscenos»
Se ha presentado esta semana, en la sede de la Casa Galicia en León, la muestra colectiva de fotografía y dibujo digital de los creadores Marcelino Cuevas y Salvador Armesto, denominada Arte urbano & grafittis obscenos . Una contraposición, o puesta en escena, que pretende mostrar el diálogo entre dos artistas que corresponden a diferentes generaciones y que presentan diferentes planteamientos, al proceder de contextos culturales divergentes; marcados, en el primer caso, por la dictadura política y, en el segundo caso, por la libertad democrática: un diálogo que enriquece y genera una pluralidad de enfoques y fórmulas de expresión, que conviven en pleno siglo XXI. Soporte fundamental Marcelino tiene una vocación claramente artística, y su obra se enmarca en ese territorio amplio y complejo, que interrelaciona y fusiona dos medios técnicos, la fotografía y la pintura, en una nueva realidad. Si bien es cierto, que la fotografía, en sus orígenes, surge fundamentalmente como soporte documental de la realidad, no lo es menos que existió un enfoque paralelo que se planteaba una nueva visión vinculada directamente a las tendencias artísticas de cada momento y que sirvió como elemento potenciador de un amplio desarrollo histórico de la fotografía creativa; así, podríamos recordar las aportaciones de: Moholy-Nagy, Brassai, Man Ray¿ Marcelino Cuevas toma como punto de partida de su trabajo, la fotografía, generando un conjunto amplio y variado de documentos visuales que fijan la realidad y que definen un espacio concreto y contextualizado culturalmente; pero estos archivos se verán sometidos a una serie de transformaciones de origen puramente pictórico, utilizando procedimientos informáticos. Así, nos encontramos con una modificación, transformación, e incluso falsificación, de la realidad capturada, generándose otra nueva totalmente descontextualizada. Las piezas que presenta Salvador Armesto forman la serie denominada pornografismos, título que surge como referencia literaria a Gómez de la Serna y Cabrera Infante. Este conjunto de dibujos está integrado en un proyecto más amplio, en el que participan varios artistas y que se inició en el año 2005 con la denominación genérica de «pornofernalia». Por lo tanto, estamos ante una visión parcial de una obra colectiva que se presentará próximamente. Este proyecto se está desarrollando en la actualidad y cuenta con la colaboración de varios artistas de ámbito leonés y parte de un planteamiento crítico muy intenso hacia la sociedad.