miércoles. 17.08.2022
El crítico de arte del Diario de León se pasa «al otro bando» y muestra sus obras en Ármaga

Marcelino Cuevas: «Para exponer, y exponerse, hay que tener valentía»

Fotografías y tratamiento digital se unen en una original propuesta llena de simbolismo
El crítico de arte Marcelino Cuevas, en un montaje similar a las imágenes que muestra en Ármaga
¿Qué pasa cuando el crítico de arte se convierte, él mismo, en objeto de la crítica? A esta interesante cuestión se va a enfrentar desde hoy mismo el periodista del Diario de León Marcelino Cuevas, crítico de arte y crítico gastronómico, hombre laborioso y creativo, profesional de la radio y de la pluma, asiduo visitante tanto de salas de arte como de figones, tascas y chigres, capaz de movilizar las papilas gustativas de todo un auditorio al ofrecer una charla sobre gastronomía y de sorprender con una exposición de fotografías tan original como ésta, la primera que lleva a cabo en solitario. La pintura y la fotografía Marcelino Cuevas siempre sintió una gran inquietud y atracción hacia los lenguajes artísticos, y si bien en su infancia y juventud flirteó un tanto con el dibujo y la pintura -que no se le debía dar mal- finalmente quedó cautivado por la fotografía y a ella se dedicó con abundancia y tesón. Finalmente, con la aparición de las herramientas digitales, consiguió unir ambas pasiones y crear imágenes tratadas, de muy diverso tipo y estética. En este caso, la exposición que hoy se inaugura en la galería Ármaga se nutre sobre todo de fotografías transformadas digitalmente de tal manera «que llegan a transformarse en pinturas cercanas a la abstracción», comenta Cuevas. En cuanto a los motivos iniciales, éstos suelen ser simples paredes, muros con muchos años que lleven impreso un fuerte «sello del pasado», como dice, y que posean «texturas definidas y relieves marcados» que ayuden a su transformación. Otras imágenes, por el contrario, plasman «personajes y estatuas, figuraciones». «Exponer es exponerse» El hecho de exhibir sus obras por primera vez -en alguna ocasión las había mostrado antes, pero en exposiciones colectivas- le ha hecho ver lo «difícil» que es abrirse a las críticas y las alabanzas del público general. «Después de tantas y tantas exposiciones visitadas -comenta-, sabes que el artista que realiza una muestra se expone conscientemente a la crítica, pero hasta ahora no me había dado perfecta cuenta de lo que ésto significa». «Para exponer, y exponerse, es necesaria mucha valentía», asegura Cuevas. Por ello, dice haberlo «pasado mal» estos últimos días, aunque hace un año, cuando los propietarios de Ármaga tuvieron acceso a sus obras y le propusieron la muestra, dijo que sí sin dudarlo. ¿Y quién hará la valoración de su exposición? «Pues los espectadores, los visitantes, que son los verdaderos críticos», dice Cuevas, para quien el ordenador no es sino «una herramienta más, tan nueva como en su época fue la serigrafía, o el grabado». La habilidad, la capacidad artística, está «dentro de las personas», como recalca, y no en los procesos empleados. Gran admirador de gente como Estrada, Modesto Llamas o Manuel Jular, ahora Marcelino Cuevas se pasa, como en su día hicieron estos artistas, «a la arena» de la creación. Horario: de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00. La inauguración es hoy a las 20.00.

Marcelino Cuevas: «Para exponer, y exponerse, hay que tener valentía»
Comentarios