miércoles 12/5/21

«Me encanta sentirme, ser, desde hoy, leonesa»

León salda la deuda con la filántropa Margarita Morais en un acto multitudinario en el que recibió el título de ‘hija adoptiva’.
La sociedad leonesa llenó el Auditorio para arropar a Morais.

«¡Muchas gracias por adoptarme como hija!». Con estas palabras agradecía ayer Margarita Morais el tributo que la sociedad leonesa le rindió en el Auditorio, un tributo en el que estuvo acompañada por muchos de los alumnos y compañeros con los que ha ido haciendo de León una de las capitales españolas de la música. Morais, una de las personalidades que con mayor entusiasmo y éxito trabaja por convertir León en un referente de la cultura, fue distinguida ayer con el título de ‘hija adoptiva’ de la ciudad en un acto que se celebró, en gran medida, con la música sustituyendo a la palabra.

Y es que numerosos profesionales de la provincia tocaron y cantaron ayer en su honor para agradecerle la labor que, de manera callada, ha desempeñado en los últimos años. A ella se debe la Fundación Eutherpe, entidad responsable de, entre muchas otras iniciativas, el seminario Jóvenes Maestros que cada año trae a la ciudad las mejores promesas para recibir clases magistrales de grandes virtuosos internacionales. La carmelita de la Caridad calificó a León y los leoneses como tierra de sabios, de nobleza y de artistas. «Sus gentes son silenciosas, reservadas, austeras. Observan, disciernen, aman su privilegiada historia y abrazan la vida que hay en ella con respeto casi infinito. Su amistad está bañada en lealtad con apariencias sobrias y agradecidas».

Morais tuvo palabras de agradecimiento para su familia, para las carmelitas de la Caridad, los músicos y sus colegas Aprea y Achúcarro, y expresó su esperanza en lo que queda por llegar: «Nos espera un gran futuro que crear, una cosecha que sembrar, unos valores que enseñar, una fe que transmitir, nuevos proyectos que realizar».

Morais, cuya trayectoria glosó de manera exacta el magistrado Rafael de Mendizábal, hizo profesión de leonesidad: «Me gusta, me encanta vivir en León, sentirme y ser desde hoy leonesa y teneros por amigos. Deseo seguir caminando hasta donde pueda junto a vosotros. Apuesto por vuestra lealtad, que es una relación sincera de corazón a corazón», aseguró después de recibir el título de manos del alcalde, quien anunció que un pleno municipal extraordinario decidió proponerla para el Premio Castilla y León de las Artes. La filántropa reconoció su fe en el arte y la bondad que, dijo, «conducen el mundo hacia un mejor lugar en donde la paz, la justicia y el amor se encuentran siempre».

«Me encanta sentirme, ser, desde hoy, leonesa»
Comentarios