sábado 23/10/21

La mecenas que pintó Rivera antes que Frida

El museo de la mexicana que posó desnuda para el pintor cumple ahora 25 años
Un espectador contempla obras en el Museo Dolores Olmedo, en Ciudad de México. SÁSHENKA GUTIÉRREZ

Corría la década de 1930 cuando la joven Dolores Olmedo posó desnuda para Diego Rivera. De su admiración mutua nació una fuerte amistad que sobrevivió a las idas y venidas tanto de la vida del pintor como de la que fue una de las mayores mecenas del arte mexicano, cuyo museo cumple ahora 25 años. El Museo Dolores Olmedo de la Ciudad de México, que alberga todo el acervo artístico coleccionado por la mecenas, cumple este 17 de septiembre un cuarto de siglo recordando la figura de esta mujer de clase humilde que luchó contra su tiempo, recabó una enorme fortuna y la dedicó a promover la mexicanidad en el arte.


Y lo hace reabriendo este fin de semana sus puertas tras un parón estival durante el que ha renovado parte de su museografía.

 

La hacienda en la que Olmedo falleció en 2002 es a día de hoy un oasis en el que se respira México por todas partes. Y no solo por la importante colección de obras de Diego Rivera, de Frida Kahlo, de arte prehispánico y de arte popular mexicano.

 

Sino también por su entorno, su arquitectura y su vasto jardín de vegetación endémica habitado por xoloitzcuintles, una raza de perro de origen mexicano conocida en el mundo por su piel negra y no tener pelo.

 

«No es un museo de historia ni es un museo de arte contemporáneo, sino es un museo de lo mexicano», cuenta este viernes a Efe Josefina García, encargada de colecciones del recinto y experta en la biografía de Dolores Olmedo (Ciudad de México, 1908).

 

El fervor hacia México de la mecenas le fue inculcado por su madre, María Patiño, un humilde maestra de primaria que le enseñó a amar a su país en plena Revolución Mexicana, que comenzó en 1910.

La mecenas que pintó Rivera antes que Frida
Comentarios