domingo 22/5/22

El Cabildo no quiere interrumpir el plan de rehabilitación integral de las vidrieras que inició hace diecisiete años. A falta de subvenciones y con una taquilla que no alcanza para cubrir gastos, ha recurrido a otros métodos de recaudación. Ahora es posible enviar dinero por Bizum para salvar las vidrieras. Una especie de ‘crowdfounding’ o cuestación que se puede realizar desde el móvil. La web del templo gótico anuncia el código al que se puede enviar el Bizum —una plataforma de pago instantáneo que ofertan la mayoría de los bancos—, que permite en diez segundos ingresar en la cuenta de la Catedral un mínimo de 50 céntimos y un máximo de mil euros. Solo lleva funcionando cuatro meses, de ahí que apenas ha recibido más que calderilla. A un ritmo de uno o dos vitrales al año o, lo que es lo mismo, 50 o cien metros cuadrados, la Catedral no habrá completado la restauración de todas las vidrieras antes de seis años.

Mecenazgo por Bizum
Comentarios