domingo. 05.02.2023
LASTIMA que La noche temática vaya en La 2 cuando el sábado expira, y la audiencia ya es muy limitada. Aunque el espacio tenga un público fiel, un target cultural medio-alto, sus contenidos encuentran recepción en una audiencia que ya suele controlar las claves del tema propuesto. Un bloque como La guerra de los medicamentos sería un considerable servicio a la comunidad en prime time . Imagínense que cinco millones de espectadores se acercaran a Medicamentos: un producto de lujo . Se habría producido una incómoda situación para las farmacéuticas. Sus autores confirmaron que se puede hacer televisión de interés, sorteando las presiones por asfixiantes que fueran. Resulta que en los EE.UU., el estado de Maine desafió a la poderosa industria del medicamento, promoviendo un abaratamiento de costes desde la Administración, hartos de que sus jubilados cogieran el bus a Canadá porque los mismos medicamentos cuestan mucho menos. En Oregón, su gobernador lidera una campaña contra las multinacionales del sector, proponiendo genéricos con iguales propiedades. En Pharma sostienen que deben cargar los enormes costes de sus investigaciones sobre sus productos estrella. Otros sostienen que es un desmedido afán de lucro. Algunos laboratorios gastan en publicidad más que alguna multinacional carbónica. Menudo tinglado.

Medicinas caras
Comentarios