martes. 31.01.2023
SE QUEJÓ José Luis Moreno de los críticos en Las cerezas de Julia Otero. Reprochó su falta de sensibilidad y su carencia de cualificación profesional para opinar. Reclamaba la necesidad de conocer el medio, "lo que es una escaleta", los problemas "del directo", en fin lo mucho que cuesta hacerse con un 18 o un 20% de share. Acabó mezclando lo de escribir una columna con leer a Tagore, o algo por el estilo, en todo caso cuestionable. Hace bien Moreno, un monstruo de la televisión, un señor muy culto, un amante de la opera, y como ventrílocuo, un genio cuando ejercía. Tampoco tiene pelos en la lengua y eso le honra. Hasta ahí chapó. Yerra cuando opina que las críticas negativas son para incordiar desde la ignorancia. Algunos críticos sabemos lo que es una escaleta, los riesgos del directo y la tensión de un plató. Quizá sin su amplia experiencia pero lo suficiente para entender que su idea de tele se quedó veinte años atrás. Cuando hacía Noche de fiesta contribuía a alienar al personal por mucho que luzca vitola de entretenimiento. Su especial Con la Primera al 2005 , pese al 40% de share, fue formato antiguo, tele del Pleistoceno. Le guste o no. Y deberá asumir la discrepancia. Quizá su chispa como artista o como productor de Aquí no hay quien viva , debiera aplicársela como realizador. Eso de que el público manda no siempre es así¿ necesariamente.

Moreno
Comentarios