sábado. 25.06.2022
La rehabilitación de la muralla está a punto de concluir. Se aprecia la restauración del adarve. DL

La restauración de la muralla tardorromana que discurre por la calle Era del Moro está a punto de concluir. Evelia Fernández, concejala de Cultura, admite que la obra lleva dos años de retraso, heredados de la anterior corporación municipal. En unas semanas comenzarán los trabajos de urbanización de este nuevo espacio y, en la última fase, la recuperación del molino Sidrón, una harinera centenaria varada en el centro de León y ‘engullida’ dentro de un garaje desde hace décadas.

La muralla de Era del Moro apenas era visible porque durante décadas la tapia de un desguace la ha mantenido semitapada. La actual intervención es una de las más espectaculares en la muralla en los últimos años. Inicialmente el adarve en este tramo de la fortificación iba a ser el tercero peatonal, al igual que el que discurre por Ruiz de Salazar o el de la calle Carreras, al que se accede por la Casona de Puerta Castillo. También es accesible el revellín del Castillo de León, que alberga el Archivo Histórico Provincial. Sin embargo, Patrimonio no autorizó la colocación de una escalera metálica en Era del Moro. Esta decisión dejará inconexo el paseo de ronda. Así que el adarve ha quedado perfecto, pero inaccesible. El Plan Director de la Muralla, redactado por el arquitecto Melquíades Ranilla, también contempla despejar la muralla de todos los edificios anexos a ella. Algunos ya han desaparecido, pero no todos. La reforma del Museo de San Isidoro, actualmente en marcha, también contempla acceder a la muralla, en todo el tramo que discurre por Ramón y Cajal.

La muralla de Era del Moro tiene nueva piel
Comentarios