viernes. 27.01.2023
Este galardón, de carácter bianual, se creó en 1987 por la Comisión y el Parlamento europeos

El Musac, entre los finalistas al premio Mies Van der Rohe de arquitectura

Comparte candidatura con Zaha Hadid, Chipperfield, Ven van Berkel y Ricciotti
Imagen aérea del Musac, uno de los mejores edificios de los últimos años
El Musac ha sido seleccionado, junto a otros seis edificios, como finalista del premio de arquitectura contemporánea de la Unión Europea Mies van der Rohe 2007, uno de los más prestigiosos y significativos en la escena de la arquitectura internacional. Este galardón fue creado en el año 1987 por la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y la Fundación Mies van der Rohe Barcelona y se han celebrado, hasta el momento, seis ediciones. Con carácter bianual, en las últimas dos ediciones se ha premiado el Kursaal, obra de Rafael Moneo y a Zaha Hadid, por su proyecto del aparcamiento de terminal al Hoenheim Norte, en Estrasburgo. Junto al Musac competirán por el premio el Centro de las Ciencias Phaeno, en Alemania (Zaha Hadid), el Museo Mercedes-Benz, en Stuttgart (Ven van Berkel), el edificio Veles e Vents, en Valencia (David Chipperfield, Fermín Vázquez/David Chipperfield), la Escuela de Administración de Empresas, en Francia (Anne Lacaton & Jean Philippe Vassal/Lacaton & Vassal Architectes ), el Centro Nacional Coreográfico, Francia, obra de Rudy Ricciotti, y el Centro de Artes de Sines en Portugal, de Francisco Aires Mateus, Manuel Aires Mateus. Las obras de Emilio Tuñón y Luis Mansilla, autores del Musac, han sido seleccionadas en las cuatro últimas convocatorias de los premios Mies van der Rohe (2003, 2001, 1999 y 1997), así como en las cuatro últimas Bienales de Arquitectura Española. Premios de Tuñón y Mansilla Los arquitectos han recibido además los siguientes premios: Nacional de Arquitectura 2003, FAD 2001, Premio COACV 2000, Obra Excelente 2000, Mención en el Premio Arquitectura Española 1997, Fundación CEOE 1997, y el Premio Architécti 1996. Además, el Musac estuvo representado en el año 2004 en la Bienal de Arquitectura de Venecia y el proyecto estuvo expuesto en el Moma de Nueva York en una exposición que recibió el nombre de Nueva arquitectura en España. El próximo 14 de mayo tendrá lugar en el Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona la entrega del premio europeo de arquitectura contemporánea, dotado con 50.000 euros. La Mención Especial Arquitecto Emergente está premiada con 10.000 euros. Poco después, el periódico T he New York Times le dedicaba una página en uno de sus suplementos artísticos, resaltando su valor arquitectónico y alabando la gestión artística de su director. El Musac se ha convertido en uno de los edificios más brillantes de la arquitectura española emergente. Al exterior, el espacio público adquiere una forma cóncava para acoger las actividades y encuentros, recogido por grandes vidrios de colores, siendo el lugar donde se rinde homenaje a la ciudad como espacio de relación entre las personas que la habitan. En su interior, una gran superficie de espacios continuos pero distintos, salpicados de patios y grandes lucernarios, da forma a un sistema expresivo que nos habla del interés que comparten la arquitectura y el arte: la manifestación contemporánea de lo variable y lo perenne, de lo igual y lo distinto, de lo universal y lo transitorio, como un eco de nuestra propia diversidad e igualdad como personas.

El Musac, entre los finalistas al premio Mies Van der Rohe de arquitectura
Comentarios