martes 24/5/22

Nada más leonés que el blues castellano

Cova Villegas junto a Delta Galgos, esto es Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora, llevan a Riego de la Vega su reconocido proyecto dentro de ’Receta Cultura’
                      ‘Blues castellano’, de Cova Villegas y Delta Galgos, llega a Riego de la Vega de la mano del ILC. V. G.
‘Blues castellano’, de Cova Villegas y Delta Galgos, llega a Riego de la Vega de la mano del ILC. V. G.

Blues Castellano es uno de esos acontecimientos musicales que trascienden hasta convertirse en uno de los hitos culturales más importantes ocurridos en León en los últimos tiempos. Pero no pasa nada. Tal vez sea esta tierra o que, lento como el blues, el reconocimiento siempre tiende a tímido. Pero el logro está ahí (de hecho, esto que es música y letra y escena, hace un quiebro al destino y se alza como Libro del Año en 2018, en el apartado de Creación Literaria del ILC). Precisamente, Blues castellano, disco de Cova Villegas y Delta Galgos sobre poemas de Antonio Gamoneda, editado por Producciones Infames, vuelve ahora al directo de la mano de Receta Cultura, esa eficaz herramienta creada por el ILC de la Diputación. Será hoy a las 19.00 horas en la Casa de Cultura de Riego de la Vega.

Este pildorazo musical de Receta Cultura surge además como una misión encadenada en la que forman parte destcados representates de la actividad cultural leonesa. El resultado fue y es de lo más aprovechable, y parte de ocho poemas que integran la segunda parte del libro Blues castellano, escrito entre 1961 y 1966 por el poeta leonés Antonio Gamoneda.

Hasta llegar ahí hay que recontar el papel de Genzo P. como responsable de la grabación. O a Víctor M. Díez, que además de escribir el prólogo practicó la persuasión necesaria para que el proyecto llegara a buen puerto. Eduardo Fandiño, por su parte, es quien se encargó de la ilustración de la cubierta. Y por último, o por el principio, la producción de Carlos Ordás.

El viaje intelectual y artístico consistía en corroborar lo que ahora demuestra en el escenario, de ahí su vigencia. Y es que se trata de desgranar la mágica vinculación entre el blues y la poesía. «Se trata de un trabajo musical que propone revertir la fuente de inspiración del poeta a su ámbito originario. La genialidad con que Gamoneda utilizó el blues para crear una canción lenta y triste, un llanto por la negra España tardofranquista mezclando crónica y protesta, entronca con la poética del propio blues: se inspiró en la rítmica y el espíritu trágico de esta música sureña, interpretada originariamente por esclavos afroamericanos, para plasmar la realidad que lo rodeaba». Y he aquí, por tanto, esa magia transportadora en donde se impone lo universal de la obra. El disco es una edición especial que incluye un cedé con las grabaciones originales y un libro con los poemas que dan origen a las ocho canciones, con prólogo de Víctor M. Díez y la información técnica de las grabaciones. El directo es un regalo hacia lo inolvidable.

Nada más leonés que el blues castellano
Comentarios