jueves 26/5/22

Néstor López comparte con León su premio Goya

El productor y realizador también participa en ‘Las cartas perdidas’, de Amparo Climent, premio Biznaga en Málaga
                      Néstor López, ayer, en la sede del Ayuntamiento en San Marcelo, donde acudió para ofrecer el premio Goya a la ciudad de León. FERNANDO OTERO
Néstor López, ayer, en la sede del Ayuntamiento en San Marcelo, donde acudió para ofrecer el premio Goya a la ciudad de León. FERNANDO OTERO

La racha de Néstor López es una lluvia fina en forma de éxitos. El leonés, de solo 29 años, recoge frutos ahora de su intenso trabajo en el mundo audiovisual y cinematográfico. Que aunque parezca mentira por su edad ya forma parte de su vida desde hace más de una década. Y demuestra a cada paso que si le dan la oportunidad, cumple. Hace un tiempo, cuando su cortometraje documental Mama y otro de animación, Nacer, fueron nominados, acudió a la llamada del Ayuntamiento de León, recibida a través de su alcalde José Antonio Diez, y de la concejala responsable del área de Cultura, Evelia Fernández. Allí hizo la promesa de que si ganaba alguno lo traería a León. Entre medias se proyectaron en el Auditorio, como una forma de apoyar y promocionar estas producciones en las que a través de Filmakers Monkeys, su empresa, López participa de lleno. Ganó con Mama, y lejos de quedarse en el hito profesional televisado, ayer volvió al lugar de la promesa, el Ayuntamiento de San Marcelo.

«Siempre he intentado barrer para casa. Me siento responsable por traer cosas a León y las traeré», aseguró. Y antes explicó que «lo traigo para que lo sintamos todos nuestro. Para compartirlo con León», dijo.

Así, con la prensa como testigo se realizó ayer un sentido homenaje a Néstor López, en compañía de su padre, Nicolás López, que desde un discreto segundo plano siguió con emoción todo el acto.

El realizador, director y productor valoró el abanderamiento municipal recibido en forma de apoyo, tal y como transmitió a José Antonio Diez y Evelia Fernández.

Respecto al gran momento en forma de velada de la entrega de los pasados Goya, López mostró su inusual madurez, incluso relativizando lo que supone ser nomniado: «En esta edición aprendí lo que es ganar y perder», desveló además resaltar los «12 años de trabajo todos los días que ahora tienen su premio».

Sobre la ayuda que supondrá este reconocimiento, López remarcó que «tengo 29 años. El Goya ayuda. El apoyo institucional hace unos años era mucho menor. Sobre todo cuando empiezas. Cuando eres De la Iglesia o Almodóvar puede que haya más accesos», dijo en cuanto a las necesarias subvenciones para poner en pie proyectos.

Respecto a este tipo de líneas de ayudas, otra lección de López: «El que recibe el apoyo tiene que asumir la responsabilidad de que lo que va a hacer esté a la altura», reclamó.

Sobre este retorno en forma de éxitos que pretende lograr hacia su tierra, el leonés sí que indicó que «prácticamente todo el cine en España está en Madrid. Siempre he dicho que León es una ciudad cinematográfica. Para rodajes, historia... Las cartas perdidas está rodada en parte en León», desveló.

Algo que al hilo de este título lo lleva a confirmarlo como uno de los grandes valores emergentes del cine español, al hacerse acreedor el filme de Amparo Climent de uno de los premios Biznaga del Festival de Málaga, y él ser también parte de el equipo de coproducción.

Néstor López comparte con León su premio Goya
Comentarios