domingo. 14.08.2022
la fragua literaria leonesa. ESTHER FOLGUERAL

«No les cuentes a los lectores lo que ya saben sobre la vida»

La poeta y periodista Esther Folgueral, autora de poemarios como ‘Lo indestructible’, tiene previsto publicar dos nuevos libros

Feliz, como una filósofa epicúrea en los huertos-jardines, y religada con su entorno natural y la poesía, la periodista y poeta berciana Ester Folgueral, a quien le gusta escribir sobre la vida, «que incluye muerte, misterio, amor, dolor, y millones de interrogantes», reconoce que su matria, el Bierzo, ha nutrido, con sus grandes riquezas como la naturaleza, la literatura y el arte, su manera de estar en el mundo, «incluso cuando vivía lejos –matiza–, durante más de veinte años, yo llevaba en mi escritura mis orígenes», porque la autora de La espada azul —libro galardonado con el Premio de Poesía Nuevas Escrituras Canarias— habita una casa hecha con el pensamiento de tantos que le han precedido y de otros que le acompañan, entre los cuales estaría su maestro y mentor Antonio Colinas, al que respeta mucho, como poeta que ha dedicado su vida a su obra poética y al estudio de la poesía. Ester recuerda cómo bebió en sus versos de Noche más allá de la noche, de Astrolabio. «Todo lo que me acompañó y aprendí en 1991 con el primer Tratado de armonía, mientras, embarazada, pateaba los barrancos de Gran Canaria o hablaba con el mar, en mi aprendizaje de la paciencia. También leí estudiando sus ensayos, como El sentido primero de la palabra poética, o La simiente enterrada. También le debo mis lecturas de María Zambrano». Asimismo, el poeta Colinas prologó su Memoria de la luz, un poemario reflexivo y vitalista, por el que recibiera una mención especial en el Premio Internacional Manuela López. «Fue muy generoso conmigo cuando le envié mi libro… a los pocos días llegaron sus palabras, precisas y preciosas, hablando de mi poesía como unión de pensamiento y sentimiento».

La poesía como memoria subjetiva e ilógica

Aunque su etapa como periodista fue breve, le gustaban la entrevista y el reportaje de fondo, pero no el día a día de noticias ni su urgencia. Tal vez por esto, aparte de otras circunstancias, Ester, que es una poeta con mayúsculas, decidió que la poesía sería su forma de estar en esta vida, porque para expresar la complejidad del mundo, según ella, se requiere algo más que narrar hechos de forma objetiva, tal como pretende el periodismo, con un estilo conciso, claro, «al servicio de la rapidez en la lectura y de una supuesta objetividad». La poesía que me interesa —aclara— dice también con imágenes y formas fragmentarias, «muestra una memoria que también es subjetiva e ilógica». En esta línea, Ester Folgueral, para quien existe una conexión entre la memoria, el lenguaje y el estado anímico, es consciente de que las palabras tienen su propia fuerza y su verdad, no hay que pretender contar nada, ni siquiera hay que seguir un hilo narrativo para que una mayoría de lectores (y lectoras) puedan entender el poema. «No les cuentes a los lectores lo que ya saben sobre la vida», apostilla la poeta berciana citando a Simic.  «Cuando escribo intento dirigir un barco misterioso, que viene de no sé donde, pero que he de llevar a algún puerto. Y solo tengo palabras para hacerlo. Y no sé explicar más. El poema ya te dice y te toca. O no».

Autora de cuatro poemarios, algunos premiados y recogidos en antologías de poesía, revistas literarias y blogs, Ester se siente contenta viendo sus libros editados, salvo Palacio de cristal con cinco ciervos, que si bien recibió el segundo premio en el II certamen Nacional de Poesía Fernando de Castro, en 2007, nunca llegó a publicarse y se quedó por el camino. «En estos tiempos en los que tantos poetas pagan a sus editores por publicar, me alegra ver esos cuatro libros. También por eso publico poco, por no pagar».

Entre estos cuatros libros está Lo indestructible, editado por la prestigiosa Colección Provincia a través del Instituto Leonés de Cultura. Este es acaso su poemario más logrado y atrevido, escalofriante, escrito con las entrañas, desde el dolor, con el que su autora se siente más satisfecha, dentro de «esta insatisfacción creciente de quien necesita seguir aprendiendo, estudiando poesía». En la actualidad, Ester imparte clases de escritura de ficción y de cómo escribir-redactar correctamente a la vez que continúa con su actividad creativa, porque el lenguaje poético sigue siendo su medio para dialogar con el sentir y las dudas que le produce la vida. Por esto cree, citando a Valente, que «la poesía, cuando es tal, restituye al lenguaje su verdad. He ahí una función radicalmente social del arte, y otra forma de ‘dar un sentido más puro a las palabras de la tribu’».

La poeta Ester Folgueral tiene previsto publicar dos nuevos libros: «uno ha vuelto a ese difícil peregrinaje de los Concursos, y el otro anda aún en mis manos, que siempre tachan y quitan y rehacen, pero que han de soltarlo ya, porque me han ofrecido editarlo».

«No les cuentes a los lectores lo que ya saben sobre la vida»
Comentarios