sábado 24/10/20
Galardonado

Nooteboom recibe un premio que podría ser el Leteo

El escritor holandés, gran conocedor de León, gana el Formentor
Cees Nooteboom, a la derecha, junto al escritor Juan Pedro Aparicio, durante una conferencia en León. RAMIRO

«España ha cambiado mucho, pero León, en esencia, sigue igual». Así lo espetó en esta ciudad el escritor holandés Cees Nooteboom, con motivo de unas jornadas sobre el Viejo Reino. El autor de El desvío a Santiago, que tiene una biblioteca «un tanto extraña, de libros de historias locales de León», ganaba ayer el Premio Formentor, un galardón auspiciado por el empresario Barceló, dotado con 50.000 euros y muy similar al Leteo —sin dotación económica y en suspenso desde hace tres años—, que siempre vio en Nooteboom a un perfecto candidato para el premio leonés más internacional.

Eterno candidato al Nobel de Literatura, no le gusta la etiqueta de hispanista. Nooteboom considera que las primeras Cortes de León «son un precedente importante para la historia». Él es un auténtico holandés errante. Con 17 años cogió su bicicleta y se fue a Bélgica. No ha dejado de viajar. A España llegó en 1954. Desde entonces profesa a este país «un amor para toda la vida. Nunca termina de sorprenderte». De aquel primer viaje salió El paraíso está aquí al lado. Pasa los veranos en Menorca y no ha faltado ni un año desde hace 66 a su cita con España. El Camino de Santiago supuso un gran descubrimiento y uno de sus mayores éxitos literarios. En El día de todas las almas, Nooteboom habla de Sahagún, de Alfonso VII y de Urraca.

Sin pelos en la lengua

«España ha cambiado mucho, pero León, en esencia, sigue igual»

Nooteboom, cuyo nombre real es Cornelis Johannes Jacobus Maria, ha asistido «en directo» a la gran transformación de la España del franquismo a la democracia; el tránsito de la España profunda a un país moderno. «Ustedes hicieron la Transición, pero no se puede hacer la Transición al mismo tiempo que el duelo», llegó a decir. El escritor, que adora España y le duele este país, es también profundamente crítico. «España está dispuesta a ponerse la soga al cuello por disparates, es caótica, sueña, es irracional. Conquistó el mundo y no supo qué hacer con él».

El jurado del Premio Formentor justifica el galardón al poeta, novelista, ensayista y crítico de arte holandés (La Haya, 1933) «por desbordar con su incesante creatividad el límite que proponen los géneros literarios».

La entrega del Formentor, que celebra en paralelo unas jornadas literarias —al igual que el Leteo— ha coincidido en premiar a autores que ya poseen el galardón leonés, como Vila Matas o Mircea Cartarescu, quien pidió en León no ser el último en recibirlo. De momento, el deseo de Cartarescu no se ha cumplido.

Para el jurado, el galardonado con el Premio Formentor 2020 «es un escritor viajero que ha hecho del nomadismo una actitud filosófica, estética y espiritual que trasciende las fronteras y revela la naturaleza expansiva de los horizontes humanos». Nooteboom «es un escritor universal que escribe con la conciencia de pertenecer a la gran tradición cultural europea. Ha vivido de cerca los espectaculares momentos de la historia de nuestro continente y lo ha contemplado desde lejos: conoce muy bien los dilemas que Europa debe resolver·.

El premio Formentor, creado en 1961, solo duró seis años. A partir de 2011 el galardón volvía a escena.

Nooteboom recibe un premio que podría ser el Leteo
Comentarios