jueves 19.09.2019

Nostalgia y luz de París para abrir el ciclo ‘Híbridos’

Lugar: Gran Café (primera planta)

Hora: 21.00.

Entrada: gratuita.

pacho rodríguez | león

Spleen es el término que utilizan los románticos y neorrománticos para aludir a la nostalgia, el tedio y la melancolía. Frente al spleen, esto es, no puedes caer más bajo, está el Ideal, no puedes llegar más alto. Pero por aquí no anda Baudelaire, sino El Solito Trovador, en versión especial para el inicio del ciclo Híbridos, que comienza hoy en el Gran Café, bajo la organización de Silvia Diaz Chica y Vicente Muñoz Álvarez, con el patrocinio de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de León. El título abarca todo este concepto: El Solito Trovador. Bohemia y Spleen en los renglones malditos de París.

El Solito Trovador, es decir el astorgano Carlos Huerta, músico polifacético, se sumerge así más en su faceta dramatizada, «sin llegar a lo teatral», aclara, para complementarla con su condición de músico y, de alguna manera, afrancesar el local leonés. «Mi idea es convertirme en un trovador parisino y contar una historia. Si la gente sale con sabor parisino me doy por satisfecho», señala Huerta.

Nostalgia y luz de París para abrir el ciclo ‘Híbridos’