jueves 29/7/21

Omar Sy, el chico humilde que triunfa en el cine

El actor francés, que se hizo famoso con ‘Intocable’, arrasa como ‘Lupin’

El nombre de Omar Sy comenzó a resonar más allá de las fronteras de su Francia natal hace diez años con el éxito de la comedia Intocable. Este año, ha vuelto a triunfar gracias a la serie de Netflix Lupin. La plataforma dijo en enero pasado que 76 millones de suscriptores habían visto la primera parte de la serie.

Al igual que el personaje que encarna, los orígenes de Sy son humildes. El actor nació, hace 43 años, y creció en Trappes, a unos 25 kilómetros al oeste de la ciudad de París.

Su padre, Demba Sy, había llegado al país galo en 1962 desde una pequeña ciudad en el norte de Senegal y su plan era ahorrar 2.000 francos (unos 400 dólares USA de la época) y regresar, pero un trabajo bien pagado en una fábrica de piezas de coche hizo que los planes cambiasen.

Su madre, Diaratou Dia, natural de Mauritania, se unió a él en el país europeo en 1974. El matrimonio tuvo ocho hijos, de los que Sy es el cuarto.

«¡Escuché tantísimas lenguas y probé mucha comida! Iba a la quinta planta y estaba en Grecia. Bajando las escaleras, en el Magreb. Me empujó a tener un espíritu abierto», contó Sy sobre crecer en Trappes a la edición estadounidense de Vogue.

Origen humilde
«En mi habitación éramos tres. Yo tenía la litera de arriba. Eso me enseñó a tener paciencia»

«En mi habitación éramos tres. Yo tenía la litera de abajo. Todo eso me enseñó a tener paciencia. También límites», señaló el actor en otra ocasión.

Durante su infancia mantuvo el contacto con la tierra paterna. Según contó Le Parisien, los hermanos se dividían en dos grupos, en una especie de sistema de rotación, para pasar el estío en el campo senegalés cada dos veranos. Sy describió al niño que fue como «bastante tímido».

DEL HUMOR A LA FAMA

«Pude ver que estaban preocupados. No, asustados. Mis padres estaban seguros de que no iba a funcionar, pero era geniales e inteligentes y sabían que tenían que dejar a sus hijos vivir», dijo el actor a The Guardian, sobre el día en que dijo a su familia que planeaba ser humorista.

Su primera oportunidad le llegó con 20 años, cuando un amigo del barrio, cómico, lo invitó a participar en su programa de radio. En la emisora conoció a Fred Testot, otro cómico y actor, con el que acabó formando un tándem profesional de improvisación y comedia.

En el Canal+ francés tuvieron su propia serie de sketches breves, llamada SAV Des Emissions (Servicio de posventa de emisiones), que se emitió entre 2005 y 2012. Además Sy compaginaba este trabajo con los papeles que le iban surgiendo en diferentes películas.

En 2011, llegó el título que lo situó en el mapa para la audiencia internacional: Intocable. La película, basada en un documental llamado À la Vie, à la Mort, cuenta la historia de la amistad entre un hombre blanco, rico y con discapacidad, con un joven negro, de clase obrera y de las afueras de París. La cinta recaudó 426 millones de dólares en todo el mundo. A partir de ahí su fama creció considerablemente. Lo reconocían cada vez más por las calles y esto comenzó a afectar a su familia, así es que, en 2012, decidieron hacer las maletas y mudarse a Los Ángeles.

VIDA PRIVADA DISCRETA

«Antes siempre me consideraban el padre de Tidiane. Y un día fui a recogerlo y me di cuenta: ‘Oh, ahora piensan en Tidiane como el hijo de Omar Sy’. Me asusté. Le dije a mi mujer ¡no sé cómo criar a un hijo de esta manera, con la fama de otro colgando sobre su cabeza», relató el actor al medio británico.

Sy está casado con Hélène Sy desde 2007, aunque su historia se remonta una década atrás. Se conocieron a finales de los noventa y, en 2001, dieron la bienvenida al primero de sus cincos hijos. La última vino al mundo en 2017. Ambos son muy discretos respecto a su vida privada.

El nombre de Sy aparece en carteles como el de X-Men: days of future past, de 2014; Samba, también de 2014; Jurassic World, de 2015; Burnt, del mismo año, Inferno, de 2016, o Yao, de 2019, entre otros.

Comprometido
El actor se ha puesto bajo el foco y ha denunciado el racismo. Condenó el asesinato de George Floyd

Sy ha puesto bajo el foco y denunciado el racismo, un tema abordado tanto en Intocable como en Lupin, en diferentes ocasiones. El actor condenó abiertamente el asesinato de George Floyd a manos de la policía estadounidense en 2020, y también lo hizo cuatro años antes tras la muerte en Francia, mientras se encontraba bajo custodia policial, de Adama Traoré.

El año pasado, Sy escribió una carta abierta publicada por el diario francés L’Obs que comenzaba con la frase «Vamos a despertar». En ella hacía alusión a Traoré y Floyd, aparte de mencionar otros casos.

«Mido 1,92, soy negro, me parezco a ellos. ¿Me puede pasar lo mismo mañana? ¿A tus hijos? Ese miedo sin nombre que crece en nuestras vidas debe desaparecer», escribió el actor.

«No debemos guardar silencio nunca más. Ninguna palabra debe ser aislada cuando habla de justicia».

Omar Sy, el chico humilde que triunfa en el cine
Comentarios