domingo 23/1/22

Patrimonio bendice el ‘trío’ de Lancia

Cuenta atrás. El futuro Centro Arqueológico de Lancia, un museo fragmentado en tres edificios, acaba de superar el dictamen de Patrimonio. El estudio madrileño Gon Architects tendrá listo en febrero el proyecto definitivo y las obras comenzarán inmediatamente. La Diputación destinará dos millones a recuperar el paisaje que tuvo la ciudad astur-romana.
                      Recreación del futuro Centro Arqueológico de Lancia, con el centro de recepción de visitantes, el centro de interpretación y un edificio de investigación. GON ARCHITECTS
Recreación del futuro Centro Arqueológico de Lancia, con el centro de recepción de visitantes, el centro de interpretación y un edificio de investigación. GON ARCHITECTS

Mientras Lancia pone a punto sus ruinas y saca ‘a flote’ el foro romano, el futuro del yacimiento se debate en los despachos. La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural autorizaba ayer la construcción del futuro Centro Arqueológico, tres edificios concebidos por el estudio Gon Architects que dirige Gonzalo Pardo, ganador del concurso público convocado por el Instituto Leonés de Cultura (ILC) con el proyecto ‘Piedra y Tierra’. Sin embargo, Patrimonio ha puesto algunas pegas: «El proyecto deberá considerar la integración paisajística en el entono de las instalaciones vistas y especialmente de los dos campos solares y, previamente al inicio de las obras, deberá presentarse un proyecto de intervención arqueológica para su autorización por esta Comisión».

Resulta sorprendente que Patrimonio incida en el aspecto paisajístico del Centro Arqueológico, cuando el jurado que eligió el diseño de Gonzalo Pardo tuvo en cuenta, precisamente, que plantea recuperar la flora original de la última ciudad astur que resistió frente al Imperio Romano. Los arbustos, frutales y cultivos que tenía Lancia cuando estuvo habitada por astures y romanos volverán a brotar en la senda histórica que une el yacimiento y las Cuevas Menudas. A lo largo de este pasillo peatonal que une las edificaciones, de 368 metros de longitud, se contemplan once ‘escenarios’ vegetales de 300 metros cuadrados cada uno; un recorrido histórico y pedagógico.

Actualmente, el estudio de arquitectura madrileño redacta el proyecto definitivo, que deberá estar terminado en febrero. Las obras empezarán el próximo año y se inaugurarán en 2023. La Diputación había previsto destinar a la obra un millón y medio de euros, que se elevarán hasta los dos millones con los costes de la habilitación, señalización y mejora de los accesos.

El Centro Arqueológico está fragmentado en tres edificios. El primer pabellón, de 90 metros cuadrados y de tres a cinco metros de altura, será el centro de recepción de visitantes. A 123 metros de distancia se sitúa el centro de interpretación del yacimiento, de 287 metros cuadrados y de cuatro a seis de altura. Albergará una sala de exposiciones y otra multiusos, así como un almacén. El último edificio, de 439 metros cuadrados, está pensado como zona de trabajo e investigación para los arqueólogos.

Las nuevas construcciones de Lancia permitirán rescatar uno de los yacimientos arqueológicos más importantes y apenas excavado.

Patrimonio bendice el ‘trío’ de Lancia
Comentarios