jueves. 02.02.2023

«Pérez Mercadillo vivió todos los grandes acontecimientos del XIX»

José Antonio Balboa rescata con un libro la historia de este activo militar de Berlanga.
El escritor e historiador José Antonio Balboa, autor de una biografía «casi novelesca».

El historiador, profesor y columnista del Diario José Antonio Balboa ha rescatado la figura de un militar leonés —Francisco Pérez Mercadillo— que hasta ahora permanecía en el olvido a pesar de la asombrosa actividad que desplegó en vida. En un libro recoge y explica con detalle las andanzas de este berciano de Berlanga y la convulsa época que le tocó vivir.

«Creo que su interés radica en su ejemplaridad, pues su vida se asemeja a muchas otras de militares de la primera mitad del siglo XIX que van a participar en los acontecimientos más importantes del periodo, sobre todo en las diferentes guerras: de la Independencia, Americana y Carlista», aclara Balboa, quien también afirma que escribir un libro sobre él «fue una casualidad». «Se debe a la existencia de una serie de documentos que guardaban sus descendientes, los cuales se pusieron en contacto conmigo hace ya varios años —explica—. Después de estudiarla me pareció que reunía méritos más que sobrados para escribir su biografía. Incluso en determinados momentos podía ofrecer datos novedosos, sobre todo sobre la primera guerra carlista, la situación de los militares, sus pagas, etc.».

Francisco Pérez Mercadillo, que nació en el seno de una familia de campesinos acomodados en 1790, es un joven estudiante de 18 años cuando comienza la Guerra de la Independencia. Entonces, como muchos otros, deja los estudios y se enrola en un batallón de estudiantes leoneses que se enfrentan en Medina de Rioseco a las tropas francesas. «Vivirá toda la guerra de aquí para allá, está presente en muchas batallas conocidas y famosas, como la de la Albuera, y alcanzará en ella el grado de teniente», reseña el autor de Francisco Pérez Mercadillo y su tiempo.

Prisionero en América. «Cuando termina la guerra lo envían a América en 1816, donde permanece como comandante hasta 1822, año en que, tras la batalla de Pichincha —en la que es hecho prisionero—, regresa a España. Posicionado con los liberales y la constitución de 1812, lucha contra los partidarios de Fernando VII y sus aliados (los llamados ‘cien mil hijos de San Luis’), lo que lo conducirá al exilio a Francia en 1824».

«Después de pasar por los tribunales para depurar sus responsabilidades y permanecer diez años inactivo —continúa José Antonio Balboa—, cuando muere Fernando VII y comienza la primera guerra carlista, ya como teniente coronel, participa activamente tanto en Levante como en el País Vasco. Estuvo prisionero casi dos años en Navarra y luego volvió a la guerra. Se licenció como coronel».

Este experto en historia y patrimonio bercianos y de toda la provincia precisa que aún se conservan casas y propiedades de la familia de Mercadillo. «De Berlanga sale en 1808 y prácticamente no regresa hasta 1824, vivirá allí desde entonces y hasta 1834; pero cuando se retira lo hará con un sobrino cura, primero en Valle de Finolledo y luego en Carracedelo, donde murió y fue enterrado en 1859».

En referencia al hecho de que Pérez Mercadillo aparezca en puntos geográficos y empresas tan variadas, Balboa indica que las características de la Guerra de la Independencia «explican que prácticamente recorriera toda la península, primero Castilla y León, luego Extremadura, más tarde Andalucía, Levante y el norte para acabar en Francia en 1813 con las tropas de Wellington».

«Muchos militares que nacieron al oficio en la guerra, como Espartero, fueron luego a América, como le ocurrió a Mercadillo y más tarde, en la guerra carlista, también le tocó luchar en muchos y diferentes frentes». «Lo que me maravilla —prosigue el autor de numerosos libros sobre patrimonio histórico, industrial y popular— es la resistencia de estos hombres, pues las caminatas se hacían a pie y los barcos de vela eran todo menos cómodos. Sólo los hombres verdaderamente sanos y fuertes podían aguantar aquella vida».

Además, a la pregunta de si Francisco Pérez Mercadillo dejó escritos en los que revelase su pensamiento e ideales, responde Balboa que no los legó.

«Escribió muchas cartas, pero las que conserva la familia no son las suyas, no hacía copia, sino las que le enviaban sus superiores y subordinados. A través de ellas y de sus acciones sabemos que era un hombre de ideas liberales, un constitucionalista, pero también un patriota y un católico a machamartillo. Del que sí se conservan algunos escritos son de su sobrino Miguel Pérez Mercadillo, un sacerdote bastante integrista pero también culto», concluye el autor de esta nueva biografía.

«Pérez Mercadillo vivió todos los grandes acontecimientos del XIX»
Comentarios