martes 2/3/21
LO MÁS DESTACADO

Pierre Hantaï por Bach y Scarlatti

Lugar: Auditorio Hora: 20.30 Entradas: 18 y 12 euros.

El público de León tiene hoy una oportunidad excepcional para asistir al concierto de uno de los mejores clavecinisstas del mundo, Pierre Hantaï, que reúne en el Auditorio a dos compositores de los que es intérprete excepcional y que fueron estrictamente contemporáneos: Johann Sebastian Bach y Domenico Scarlatti.

A decir de los entendidos, la historia profesional de Pierre Hantaï está repleta de grandes interpretaciones, caso de la grabación de las Variaciones Goldberg para el sello Opus 111, recreación que le convirtió en uno de los grandes. Nada es gratuito. Y es que Pierre Hantaï se formó con los mejores. Alumno primero de Arthur Haas y después de Gustav Leonhardt, ha conseguido varios galardones y participa asiduamente con algunas de los grupos más importantes de música antigua. Miembro y solista de La Petite Bande, en su haber tiene numerosas colaboraciones con directores como Philippe Herreweghe, Jordi Savall y Sigiswald Kuijken, con lo que ha ofrecido numerosos conciertos en Europa, Estados Unidos y Japón como solista. Su discografía está integrada por obras de Gilles Farnaby, John Bull, Girolamo Frescobaldi, Johann Sebastian Bach, Domenico Scarlatti y Wolfgang Amadeus Mozart, y se encuentra recogida en los sellos Astrée-Audivis, Opus 11, Musidisc y Virgin Veritas. Algunas de estas grabaciones han sido distinguidas con premios tan importantes como el Charles Cros o el Gramophone Award.

Destaca el músico que los compositores que escriben actualmente para clavecín no conocen verdaderamente ni su universo ni su historia. «El clavecín está unido a la música del pasado, es un mundo muy sutil. Deberíamos inventar nuevos instrumentos para estimular la imaginación de los compositores de hoy en día», destaca. Para Hantaï, la música de Bach, Monteverdi o Mozart es un bien preciado, y subraya que esta es la razón por la cual los profesionales siguen interpretándolos: «Ahí está el por qué nosotros interpretamos, por placer, por necesidad, y nosotros, los profesionales, para transmitir y mantener el vínculo con las generaciones futuras».

El programa se abre con ocho sonatas de Scarlatti, de las 555 que escribió mientras servía en Madrid, desde 1733 hasta su muerte en 1757, como músico de cámara de Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI y Reina de España, a la que siguió desde Lisboa. Las sonatas de Scarlatti son cruciales en el desarrollo del repertorio para teclado en cuanto suman en sí mismas la invención, la técnica y la expresividad. En forma bipartita, con una duración generalmente de entre tres y cinco minutos, cada una de las sonatas scarlattianas es un pequeño mundo en sí mismo en el que cabe desde la melancolía a la alegría extrema, desde la reflexión al baile, desde la levedad al duende.

La historia de las Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach (escritas en 1741 y publicadas como cuarta parte del Clavier-Übung) se confunde con lo que pueda tener de leyenda. La obra consta de un aria sobre un tema, una zarabanda, de la que se ha especulado, sin acuerdo por parte de los especialistas, si es del propio Bach o más bien de ese Goldberg que al fin debía ejecutar la pieza por las noches. Al aria, que figura ya en el Notenbüchlein para Anna Magdalena Bach de 1725, en el que, como es sabido aparecen obras de diversa autoría, siguen treinta variaciones, una de cada tres de ellas (tercera, sexta, novena y así sucesivamente) en forma de canon. La vigesimoséptima es un canon a la novena pero la trigésima no es tal sino un quodlibet, es decir, la aparición de un tema ajeno al decurso anterior de la pieza, en este caso la canción popular Hace tiempo que no he estado contigo.

Pierre Hantaï por Bach y Scarlatti
Comentarios