domingo 11/4/21

Las plantas se van al Liceu de concierto

La leonesa Blanca de la Torre comisaría una cita tan especial que es única. Sucederá mañana: ‘Concierto para el bioceno’, en el Liceu de Barcelona. Un cuarteto de cuerda interpretará
‘Crisantemi’ de Puccini para un público formado por 2.292 plantas
procedentes de viveros de la zona. Luego serán regaladas a sanitarios
Proyección de cómo será la platea en el concierto que se celebra mañana en el Liceu. DL
Proyección de cómo será la platea en el concierto que se celebra mañana en el Liceu. DL

El vallisoletano Eugenio Ampudia y la leonesa Blanca de la Torre, experta comisaria en arte y especializada en la conexión del medio ambiente con la creación artística, son los responsables de que el Liceu de Barcelona tenga mañana un público de lo más peculiar. Así, a las 17.00 horas, también emtido en  streaming en la web del Liceu, tendrá lugar el Concierto para el bioceno, en el que un cuarteto de cuerda interpretará Crisantemi de Puccini para un público formado por 2.292 plantas procedentes de viveros de la zona. Las plantas serán entregadas posteriormente a 2.292 profesionales de la sanidad, concretamente del Hospital Clínic de Barcelona, acompañadas de un certificado del artista Ampudia.

El concierto nace de la iniciativa del Liceu y el artista junto con la Galería Max Estrella y el comisariado de Blanca De La Torre. Esta acción continúa con el diálogo entre el Teatre y las artes visuales que Víctor Garcia de Gomar quiere desarrollar dentro de su proyecto artístico y el preludio de una temporada 2020/21 llena de sinergias y encuentros entre disciplinas artísticas.
Blanca de la Torre (León, 1977) es directora de proyectos, comisaria, gestora cultural y ensayista. También ha desarrollado una intensa labor como especializada en Arte, Cultura y Desarrollo Sostenible. Es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de León, España, y entre 2000 y 2001, junto a otras muchas exériencias académicas y profesionales, cursó un Máster en diseño y gestión de espacios expositivos (MDE).

Tras un tiempo doloroso y extraño, el creador, la dirección artística del Liceu y la comisaria Blanca de la Torre, proponen así una mirada distinta para la vuelta a la actividad, una mirada que nos acerque a algo tan esencial como nuestra relación con la naturaleza. Finalizado el concierto, las plantas, con un certificado del artista, serán donadas, a modo de reconocimiento, a 2.292 personas que han estado en el frente sanitario, la primera línea, la más dura en una batalla inédita para nuestras generaciones.

DL21P51F2-17-37-56-6
La leonesa De la Torre comisaría esta experiencia. PEDRO ALBORNOZ


El Liceu, una de las mayores y más relevantes salas operísticas del mundo, acoge y protagoniza así una acción de alta carga simbólica que reivindica el valor del arte, la música y la naturaleza como carta de presentación para retornar a la actividad. 

Respecto a los propósitos del creador de esta acción artística, se puede saber que estudios científicos recientes sobre el comportamiento de las plantas revelan que son organismos capaces de reaccionar de manera sensitiva a estímulos musicales, y de sorprender con comportamientos bastante sofisticados.

Dando un paso más allá, el filósofo Michael Marder desarrolla una elaborada teoría en torno a lo que considera como Plant-thinking, asignando a la vida vegetal la capacidad de desarrollar su propio modo de filosofar.

Trayectoria
Blanca de la Torre es directora de proyectos, comisaria, gestora cultural y ensayista 

Para el pensador, los seres vegetales tienen su propio modo de expresarse, sin recurrir a vocalización alguna, aunque sí a lo que se puede entender como posturas o gestos determinados. Marder insiste en que no busca utilizar la palabra lenguaje para describir el modo de expresión del reino vegetal como metáfora, sino como propuesta de que la filosofía contemporánea incluya a las plantas en su tradición de analizar el lenguaje como un medio de comunicación, no asociado exclusivamente al ámbito de lo humano.

La propuesta de Ampudia tiene así tanto el gesto simbólico del concierto como la oportunidad de un momento clave para repensar la tan manida expresión de nueva normalidad, apelando a la cooperación, la empatía y la coexistencia interespecies.

Las plantas se van al Liceu de concierto
Comentarios