domingo. 04.12.2022

«Hasta aquí hemos llegado. No pudo ser. Y, con dolor de mi corazón y hasta el del pequeño trozo del alma donde escondo mis sentimientos, casi llorando de rabia, he de comunicar públicamente el triunfo de un fracaso: «los miembros de la Asociación Cultural La Armonía de las Letras, reunida en asamblea general el pasado 25 de septiembre, por unanimidad, hemos decidido dejar al margen, al menos por el momento, la concesión del Premio de Reconocimiento Cultural La Armonía de las Letras, por un motivo, ajeno totalmente a nuestra asociación: falta de medios económicos para mantenerlo». Comunica Gregorio Fernández Castañón, que sorprendentemente critica hasta a la Feria del Libro, que tiene nueva dirección, al afirmar: «Todavía, de aquí a noviembre, mantengo la esperanza de que una empresa o varias o algún estamento oficial o gremio de los libreros (con el arrepentimiento de su presidenta al frente, por cerrarnos las puertas a su feria), o personas que aman esta tierra libre o que, simplemente, desean para León que la cultura tenga un gran protagonismo…».

No se salvan de este tono crítico medios de comunicación, todas las instituciones de León y hasta los premiados. También añade el representante de la asociación que «lo sospechaba, aunque tenía esperanzas. Luché por tierra, mar y aire. Lo intenté todo, pero no pudo ser, y lo entiendo. Después de 15 convocatorias continuadas, la realidad es la que es...», avanza.

El premio Armonía de las letras dice adiós entre reproches a todos
Comentarios