viernes 14/8/20
Edificios singulares

Puente: «Correos tiene que ser BIC»

El arquitecto leonés reivindica en un libro a De la Sota, artífice de uno de los edificios más importantes del siglo XX
Croquis inicial del edificio de Correos. FUNDACIÓN ALEJANDRO DE LA SOTA
Croquis inicial del edificio de Correos. FUNDACIÓN ALEJANDRO DE LA SOTA

Para ser reconocido, no estaría de más respetarse a uno mismo. Y en León, un De la Sota arquitectónico, premiado en su día junto a Moneo, Sáenz de Oiza, Óscar Tusquets, Carlos Díaz..., comparado en su filosofía creativa con Mies van der Rohe, primero fue discutido y ahora es ignorado y descuidado. Es, por cierto, el edificio de Correos. Y quien aprecia estas circunstancias es el editor y arquitecto leonés Moisés Puente. Reside en Barcelona. Pero tiene un ojo puesto en su ciudad y eso le permite también extender sus opiniones acerca de la ciudad y su urbanismo. Vaya por delante, le pone suspenso.

Lo que opina Puente se basa en estudios que también le han servido para publicar ahora Alejandro de la Sota en León. Un edificio y dos proyectos, editado por la Universidad de León. Y que podría tener un buen epílogo a base de contundencia: «Es hora ya de que el Ayuntamiento abra un expediente para su protección de Correos como bien patrimonial, un bien de todos. Sin un esfuerzo por parte del público por entenderlo, pasarán años y años, como ya han pasado, sin pena ni gloria, descuidado. Habría que parar posibles intervenciones futuras que puedan desfigurarlo aun más», afirma. Y de igual manera, advierte Puente: «El edificio de Correos es una extraña joya que De la Sota nos dejó en León, probablemente el mejor edificio del siglo XX en toda la provincia. Creo que habría que tomárselo como un regalo, y hacer entender que ese edificio es patrimonio de la ciudad», dice, asegurando que «tiene que ser Bien de Interés Cultural».

El edificio fue premiado junto a otras obras de Sáenz de Oiza, Moneo, Tusquets o Carlos Díaz

El libro también aborda dos proyectos de De la Sota que previstos para León quedaron en el limbo. Crear el Museo Provincial en la residencia episcopal y posteriormente en lo que es ahora el parking de Santa Nonia. Todo eso está en esta publicación de gran valor, como también lo tiene lo que opina a nivel general y que da pie a cierta necesidad de revisión del urbanismo en León. Porque da una sensación: ¿Puede ocurrir que cierta displicencia leonesa no haya valorado tener a todo un De la Sota? Hay respuesta: «Hay una cuestión patrimonial. En León ha habido poca sensibilidad por el patrimonio construido, y parece que nadie piensa que nuestra época también contribuye al patrimonio de la ciudad. Correos de De la Sota es patrimonio de León, y como tal habría que tratarlo y cuidarlo. Recuerdo vagamente las quejas sobre Correos cuando se construyó. Se basaban en argumentos muy simples, como ‘no me gusta’ o es ‘feo’, pero creo que lo que incomodaba era que nadie lo entendía; en León lo nuevo siempre provoca cierto terror. En León se han construido edificios horrendos y de calidad muy dudosa que no han recibido tan duras críticas como Correos. De nuevo, se trata de una cuestión de falta de cultura arquitectónica», dice.

SOTA

Y así se llega tal vez al origen de la cuestión, que para este también editor se trata de incorporar tanto estudio como sensibilidad: «Creo que lo que le falta a León es un tejido sensible a la arquitectura y unas administraciones que apoyen y promuevan edificios públicos de calidad a través de convocatorias de concursos bien montados que den oportunidades a los estudios locales. Los arquitectos de León siempre se forman fuera, pero debería haber incentivos para que los buenos volvieran a León a construir la cuidad. León no tiene escuela de arquitectura ni instituciones relacionadas con ella, y, aunque no sé cómo habría que hacerlo, sería necesario que hubiera un público sensible a los edificios que se construyen en la ciudad, sobre todo los edificios públicos», relata.

También se refiere Puente a lo que debería abordarse desde el ámbito privado: «En ese caso tendría que haber unos promotores o clientes también sensibles a la arquitectura, pero me temo que no es así; la arquitectura no se enseña en ninguna parte al público general, de modo que requiere un esfuerzo personal para entenderla», dice.

Todo llevaría a la consideración de cómo delimitar o equilibrar una arquitectura leonesa, teniendo en cuenta lo actual. Pero para este leonés nacido en 1969 lo sería desde el punto de vista actual de la no existencia. «La mejor arquitectura contemporánea está construida por gente que no es de León (el santuario de la Virgen del Camino de Fray Coelho de Portugal, Correos de Alejandro de la Sota, el auditorio y el Musac de Tuñón y Mansilla, el reciente Palacio de Exposiciones y Congresos de Dominique Perrault), justamente porque no hay un sustrato cultural capaz de construirla ni de aceptarla», asevera. Mientras, Puente reclama que al menos sobre lo que sí hay, se vuelque una atención que ponga y mantenga el valor.

Puente: «Correos tiene que ser BIC»
Comentarios