miércoles. 01.02.2023
ASÍ LO DIRÍA, con ese acento castizo, entre argentino y cazurro, nuestro «leonés más universal», Viggo Mortensen, al felicitar a este periódico por los cien años recién cumplidos, el pasado 1 de septiembre, cuando presentó su Alatriste, en el llorado Emperador, con el patrocinio del Diario. Ayer Viggo no estuvo en este Auditorio, muy a su pesar, para contribuir con su presencia a estas conmemoraciones, porque los Goya, que esta noche se fallan, le requieren en Madrid. Sin embargo, aún queda pendiente un encuentro en breve con esta casa, con sus amigos y paisanos y¿ por qué no, tal vez trayendo bajo el brazo la cabezona efigie de Goya como premio al mejor actor del año. Y es cierto, como dice, que cien años no son nada cuando se cumplen con febril actividad, manteniendo el pulso diario de la información puntual y dejando deslizarse por sus páginas el cotidiano acontecer de León y del mundo, mientras pasa la vida a penas sin apercibirnos de ello hasta que la Parca te toca en el hombro y te invita a seguirla. Pero afortunadamente siempre existirá alguien «que contará lo que pasó», «lo que fuimos», en palabras de Copons, y nadie mejor para eso que un periódico centenario, que desde su privilegiada atalaya, ha visto el pasado, ve el presente y se pone de puntillas para atisbar un poco del futuro. Si, compañeros, un siglo «no es na» y es mucho, especialmente para el que día a día lo vive con la intensidad y la inmediatez de un diario vivo como este. ¡Hasta el 2106!

Que cien años no es «na»
Comentarios