domingo 13/6/21

La RAE lamenta el daño que hizo a Pardo Bazán

Impidió en su día que la escritora gallega fuera académica por ser mujer

La Real Academia Española (RAE) lamentó ayer el «daño» que hizo en su día a la escritora, periodista y feminista Emilia Pardo Bazán al no permitirle ser académica por el hecho de ser mujer, en un acto de homenaje celebrado en esta institución en la que la han «sentado» en su inexistente silla 47. Un día después de cumplirse el centenario de su muerte, el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, ha reconocido que Pardo Bazán «sufrió mucho» por el rechazo de la Real Academia y ha indicado que, aunque no se puede «enmendar la historia», la escritora debería sentarse en su simbólica silla 47 (solo hay 46 académicos de número).

Muñoz Machado ha leído en el acto una carta que Pardo Bazán dirigió a la RAE en marzo 1914, escrita de su puño y letra, solicitando su ingreso en la misma, una misiva en la que explicaba sus méritos literarios e institucionales, los libros que había publicado y los cargos que había ocupado. Una forma «insólita», ya que los estatutos exigen que firmen la propuesta de ingreso tres académicos de número, aunque no fue una «extravagancia» porque en el siglo XIX se permitían también las peticiones individuales, ha recordado el director de la RAE. Como contestación a la carta, existe un documento que no está firmado, ha dicho Muñoz-Machado, en el que se señalaba que no se iba a tramitar la petición porque no reunía las condiciones objetivas, es decir, que no era un hombre. Tras la muerte de Pardo Bazán, la marquesa de San Luis pidió en 1921 a la RAE que se la designara académica honoraria para reparar el daño que se le hizo, pero la Academia de la Lengua no estimó la petición, aunque su entonces presidente, Antonio Maura, explicó que no había sido admitida a trámite por razones de orden objetivo.

La RAE lamenta el daño que hizo a Pardo Bazán
Comentarios