lunes 6/12/21

Al rescate de la fuente de Zuloaga

Llevaba embalada desde 1998 Compuesta por 400 azulejos, se han perdido 80, que serán reconstruidos por el taller segoviano del nieto del célebre ceramista
                      Visita del alcade, José Antonio Diez, ayer, para conocer la restauración; y un momento de los trabajos específicos para la recuperación de la fuente. DL
Visita del alcade, José Antonio Diez, ayer, para conocer la restauración; y un momento de los trabajos específicos para la recuperación de la fuente. DL

El Ayuntamiento ha iniciado la restauración del conjunto de bancos y fuente ornamental de Zuloaga de 1928. La rehabilitación ha comenzado por la gran fuente, que permaneció enterrada bajo la plaza de la Catedral hasta 1998 y debidamente embalada hasta la actualidad.

El proyecto ha sido redactado por el arquitecto Ramón Cañas y está siendo ejecutado por la empresa leonesa Estudios y Obras Campo SL, financiado con fondos europeos del plan Edusi León Norte.

El alcalde, José Antonio Diez, ha supervisado el inicio de los trabajos de restauración de los azulejos del monumental complejo de ocho bancos y una fuente diseñados por el taller de Daniel de Zuloaga. La restauración de este complejo monumental ha comenzado por la parte más delicada: la recuperación de la fuente, de 5,5 metros de diámetro, que presidía el centro de los jardines que en 1928 existían en la Plaza de la Catedral, delante de la fachada principal.

Junto a la fuente, ocho bancos completaban el conjunto. La fuente estaba decorada con azulejos vidriados con la imagen de la fachada principal de la Catedral. Los respaldos de los bancos reproducían imágenes de la época de los monumentos más destacados de la ciudad: Catedral, San Isidoro, Plaza Mayor, Plaza del Grano y conjunto del edificio de Botines de Gaudí y palacio de los Guzmanes, así como el santuario de la Virgen del Camino.

Debido a un cambio de criterio artístico, en 1948, el Ayuntamiento de entonces decidió trasladar los ocho bancos de Zuloaga a los jardines de la Beneficencia Municipal, hoy Residencia de Mayores Virgen del Camino, mientras que se decidió enterrar in situ la fuente, salvo la columna y el capitel de piedra, que desaparecieron.

En 1998, con ocasión de las obras de peatonalización del entorno de la Catedral y de la calle Ancha, aparecieron los restos de la fuente y el Ayuntamiento decidió rescatar y guardar los azulejos en almacenes municipales, donde han permanecido hasta el inicio de su restauración.

Recomponer la historia

La fuente está compuesta por unos 400 azulejos, de los que se conservan una gran mayoría, aunque su estado requerirá una profunda labor de limpieza, consolidación y restauración. Los azulejos que se han perdido, unos 80, serán reconstruidos gracias a que el taller heredero del ceramista Daniel Zuloaga, regentado por uno de sus nietos, y el Museo de Zuloaga en Segovia guardan los bocetos y dibujos originales que se utilizaron en 1928 para la construcción de todo el conjunto artístico.

El alcalde ha comprobado el alto grado de precisión con que las tres profesionales del taller de restauración realizan esta delicada labor, cuyos trabajos se prolongarán al menos durante seis meses. Diez ha mostrado su satisfacción por la recuperación de estos azulejos, cuyo conjunto “incrementará la calidad y el valor del patrimonio artístico de la ciudad y completará la oferta para los visitantes”. El alcalde ha asegurado que los jardines de la Residencia Virgen del Camino estarán abiertos al público para contemplar los bancos y la fuente de Zuloaga.

Para asegurar su protección y conservación, el proyecto incluye la construcción de una pérgola que aliviará a todo el conjunto de las inclemencias climatológicas.

Al rescate de la fuente de Zuloaga
Comentarios