sábado. 25.06.2022
cultura

El rey premia la labor por la cultura de José María Merino y Roberto Soto

Don Felipe entregó ayer los galardones a los dos leoneses en el palacio de El Pardo.
Foto de todos los premiados y los reyes.
Foto de todos los premiados y los reyes.

José María Merino y Roberto Soto recibieron ayer de manos de la reina los premios nacionales de narrativa y fomento de la cultura respectivamente correspondientes al año 2013. El acto, que se desarrolló en el palacio del Pardo, también reconoció la labor por la cultura de creadores como Luis Goytisolo, Luz Casal o Alberto Schommer.

El autor de El heredero se adjudicó el galardón por El río del Edén, un reconocimiento a una novela que, según el jurado, «constituye una obra tan técnicamente arriesgada como bien resuelta, que va adquiriendo tensión a medida que avanza el relato y cuyos problemas cruciales, como el derecho a una muerte digna, se encuentran perfectamente expuestos». «Se trata de una obra en la que el autor adopta una segunda voz autorreflexiva para dar vida a un microcosmos familiar, que gira en torno a un niño con discapacidad y a las crisis que su aparición provocan en la vida familiar», destacaron.

José María Merino asegura que la novela es la última de una trilogía novelística que denomina Los espacios naturales, iniciada con El lugar sin culpa, proseguida con La Sima y concluida con este El río del Edén, una novela con la que Merino se ‘inmiscuye’ en una historia de amor trágica. Una voz narra en segunda persona la travesía de Daniel, quien se encamina junto a su hijo Silvio, que sufre síndrome de Down, hacia la citada laguna en la que esparcirá las cenizas de Tere, fallecida tras un accidente sufrido dos años atrás. «Es un libro sobre lo difícil que es conseguir la felicidad, pero al mismo tiempo sobre el amor, la traición y el arrepentimiento», dice el académico.

Roberto Soto recibió, por su parte, el premio al Fomento de la Lectura, un reconocimiento que ostenta el suplemento de DIARIO DE LEÓN El Filandón desde 2005, por su labor al frente de la asociación de profesionales de bibliotecas móviles. El también director del servicio en la provincia recogió ayer el premio en representación de las personas que desde los bibliobuses hacen posible que los beneficios de la biblioteca pública lleguen como algo cotidiano a aquellos ciudadanos que de otra manera no podrían disfrutarlos. Entre los logros del equipo de la asociación presidida por Roberto Soto cabe destacar el desarrollo del Bibliobús del Mes, la edición del manual editado por Trea: La biblioteca móvil, la elaboración de propuestas de indicadores de rendimiento para bibliotecas móviles, la actualización de los estudios sobre la situación de los bibliobuses en España, o el fomento de la literatura científica con las sucesivas ediciones del Congreso Nacional de Bibliotecas Móviles.

El rey destacó que los treinta artistas distinguidos con los Premios Nacionales de Cultura son «un ejemplo y un aporte de ánimo imprescindible» para una sociedad a la que ayudan a «seguir con fuerza hacia adelante» y les ha recordado que «un pueblo culto hace grande a una nación». «Vuestras obras nos hacen llegar, generosamente, a todos los españoles una creatividad que irradia confianza en vosotros mismos, nos inspira y nos pone en disposición de seguir con fuerza hacia adelante», proclamó el monarca. En el discurs, el jefe del Estado alabó la «gran fecundidad» demostrada por los galardonados, que han contribuido «a fortalecer valores indisociables a nuestra convivencia», y ha manifestado: «Sabéis, seguro, que necesitamos y queremos que sigáis trabajando».

Felipe VI hizo ver a los premiados que han llevado a cabo su trabajo «en un tiempo difícil para nuestro país», lo que les convierte en «ejemplo» y «aporte de ánimo imprescindible» porque «el arte nos mejora», insistió, al tiempo que subrayabado que la cultura llega a toda la sociedad y «a todos los ámbitos que vertebran nuestra convivencia».

El rey premia la labor por la cultura de José María Merino y Roberto Soto
Comentarios