domingo 25/7/21
Literatura

La ruta literaria por el Porma de Julio Llamazares

Alumnos del IES Pablo Díez crean dos itinerarios por el embalse inspirados en sendos libros del escritor leonés
Las siluetas de Agustín, Teresa, Raquel, Virginia, José Antonio y Elena.

Si Don Quijote tiene una ruta por en tierras de La Mancha, Aragón y Cataluña; Miguel Hernández, entre Orihuela y Alicante; y Hemingway, por las calles de Pamplona; ahora se puede seguir a Julio Llamazares a través de dos recorridos por el embalse del Porma que anegó Vegamián, su pueblo natal. Son dos itinerarios marcados por los libros Distintas formas de mirar el agua y Retrato de bañista. Esta iniciativa, denominada El eco de la montaña, se fraguó en el Instituto Pablo Díez de Boñar, pero finalmente el proyecto ha sido financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Boñar y la Unión Europea, a través del proyecto Erasmus Plus Euroentornos.

La ruta literaria del Porma cuenta con dos recorridos diferentes que bordean el embalse. del Porma. La que está inspirada en Distintas formas de mirar el agua es un homenaje al paisaje y a los habitantes que tuvieron que abandonar sus aldeas al quedar sumergidas bajo el agua por la construcción del pantano en 1968.

Las siluetas de Agustín, Teresa, Raquel, Virginia, José Antonio y Elena.

La ruta discurre entre Rucayo y Utrero, pueblo abandonado cuyas tierras quedaron también anegadas bajo las aguas del Porma. Los familiares de Domingo, antiguo habitante de Ferreras, aldea sumergida bajo las aguas del embalse del Porma, acuden a este valle rodeado de montañas a dejar en el agua sus cenizas. Se cumple así su deseo de regresar al lugar donde nació y vivió hasta que fue obligado por la construcción del embalse a irse con su familia, como el resto de sus vecinos, teniendo que comenzar en otro lugar una nueva vida.

A lo largo del recorrido, el caminante se encontrará con algunos de los personajes de la novela: Raquel (nieta de Domingo), Teresa (hija), Elena (nuera), Virginia (su mujer), José Antonio y Agustín (hijos). A cada uno de ellos les evocarán emociones y recuerdos diferentes contemplar el paisaje y el agua bajo la que reposan las ruinas de lo que un día aquí existió.

Como la de Domingo en la novela, todas las familias de Vegamián, Campillo, Ferreras, Quintanilla, Armada, Lodares, Utrero y Camposolillo, los ocho pueblos que destruyó el embalse, tuvieron que dejar estas montañas, pero el eco de sus voces se sigue escuchando en ellas pues aquí dejaron sus almas. En los 4,2 km que separan Rucayo de Utrero están colocadas, en un entorno natural de gran belleza y siempre mirando hacia el agua, seis siluetas realizadas en acero corten a escala natural que representan a algunos de los personajes de la novela de Julio Llamazares. En cada silueta aparece colocado un texto de la obra y un QR que alberga un audio con un fragmento de la novela acompañado de una versión instrumental de Viva la montaña.

Ruta 'Retrato de bañista'

Este itinerario está basado en tres poemas de Julio Llamazares. En tres lugares situados en la carretera LE-331 que une Boñar con Puebla de Lillo: la presa del Porma (el muro), el mirador de Vegamián y el mirador de Lodares, donde se han colocado atriles realizados en acero corten que sirven de soporte a cada uno de los poemas que Julio Llamazares escribió tras la sobrecogedora visión de las ruinas de Vegamián y de las otras aldeas del valle con ocasión del vaciado del embalse en 1983, tras permanecer quince años sumergidos bajo el agua.

Los textos de los poemas están ilustrados y acompañados de un QR que alberga un audio en el que se puede escuchar de la voz del propio autor los poemas. Si bien la idea surge del IES Pablo Díez, a medida que el proyecto va alcanzando una mayor dimensión, el centro necesita la colaboración de otras entidades y artistas. La Fundación Cerezales facilitó la grabación de los audios, cediéndo su espacio y recursos técnicos y humanos (Iván Díez Álvarez). La versión instrumental de Viva la montaña —que acompaña a los textos declamados por los profesores del IES Pablo Díez y por Julio Llamazares— es interpretada por el Trío Adagio. La creación artística es obra de Alejandro Sáez de Miera y Pablo Pino.

El Ayuntamiento de Boñar fue el encargado de la instalación y transporte de las siluetas y atriles.

Toda la información está en la web elecodelamontaña.com.

La ruta literaria por el Porma de Julio Llamazares
Comentarios