sábado. 28.01.2023
Imagen de archivo del actor norteamericano Ryan Gosling, uno de los protagonistas de ‘La gran apuesta’.

Cuesta creer que una película protagonizada por Ryan Gosling, Brad Pitt, Christian Bale y Steve Carell llame más la atención por su contenido que por sus artistas. Pero así es, la cinta La gran apuesta muestra, con mucho detalle, como se gestó la burbuja inmobiliaria del 2007 que provocó la mayor crisis económica de los últimos cincuenta años. Ryan Gosling confiesa haber vivido en el 2015 uno de los mejores años de su vida. El actor interpreta en La gran apuesta a Jared Vennett, uno de los pocos financieros que adivinó la caída de la bolsa y sus consecuencias.

—Ocho millones de personas perdieron su trabajo y seis millones perdieron su casa durante la crisis, ¿cual es su opinión?

—Creo que es sorprendente. Te parte el alma investigar lo que sucedió, y como sucedió. Cuesta creer que haya ocurrido, que sea cierto. Cuando ves este filme tienes una visión más clara de lo que pasó con la burbuja de las hipotecas, los amaños, el descontrol, pero aún así cuesta creer que la codicia de unos sea la tragedia de otros.

—Ver a la gente acampada sin casa, arruinados por las hipotecas, rompe el corazón.

—Sí, fue devastador grabar esas escenas. Personalmente me siento muy orgulloso de formar parte de una película que brinda cierta claridad al publico, sobre todo a aquellos que se vieron afectados por la crisis. Es importante que se sientan reconocidos, reivindicados de alguna manera. Creo que los más débiles pagaron la carga de los más poderosos.

—Este filme explica lo que sucedió en la crisis de las hipotecas. Pero cuesta entenderlo.

—Sí, sí. Lo sé. Creo que hay que verlo un par de veces. Por eso se han incluido varios cameos de actores, como el de Selena Gómez, para intentar simplificar el contenido de la película. Hemos hecho un filme que explica claramente cómo se desarrollaron las cosas y cómo nadie hizo nada por evitarlo.

—¿Conocía la extensión de la crisis?

—Sabía que la crisis era una burbuja inmobiliaria y que tuvo una repercusión a nivel global, pero no tenía ni idea de los detalles de cómo se forjó, ni que hubiera habido gente que la predijo. Todos hemos tenido nuestra experiencia personal en torno a la crisis. Hemos visto a amigos perder sus ahorros o su casa. Me sentí bien informado una vez que leí el guión y mucho más después de ver el filme. Me parece que ahora tengo una idea muy clara de cómo se creó está tormenta económica perfecta.

—¿Considera que el filme conecta con el público?

—Sí, sin ninguna duda. La historia transmite mucha información en un breve periodo de tiempo, y aunque cueste entenderla aporta claridad sobre los hechos

—¿Recuerda la primera hipoteca que tuvo que pedir para pagar una casa?

—Fue algo enorme en mi vida, un gran paso que me aterrorizó y me llenó de orgullo. Tendría como 27 o 28 y lo viví como un gran logro, porque nunca nadie en mi familia había tenido una casa. Yo no podía creer que fuera dueño de la casa cuando me dieron las escrituras y las llaves. No lo creía.

—¿Puede que volvamos a vivir una burbuja inmobiliaria?

—Quién sabe. Tal vez hemos aprendido, o tal vez no. Creo que esta cinta abrirá los ojos a mucha gente y serán más conscientes la próxima vez que acudan a un banco a pedir un préstamo.

—¿Cuál es su objetivo para este año?

—Nunca tomo resoluciones drásticas, jamás lo he hecho. El ultimo año fue el mejor que he tenido en mi vida y me cuesta creer que pueda superarlo. Espero que el 2016 sea tan bueno como el anterior.

—Usted vive rodeado de mujeres, su madre, su hermana, su mujer Eva Méndez, su hija Esmeralda...

—Sí, estoy escoltado por mujeres fuertes. Admito que el feminismo es importante en mi vida. He crecido con mujeres decididas y ahora que soy padre y tengo una hija pequeña pienso inculcar en ella los valores que he recibido.

Ryan Gosling: «Cuesta creer que la codicia de unos sea la tragedia de otros»
Comentarios