viernes 27/11/20
CULTURA ■ reconocimiento

La Saint Louis University nombra honoris causa a Merino

El escritor y académico leonés ultima un «libro raro» sobre el Quijote.

verónica viñas | león

El escritor y académico leonés José María Merino será investido mañana doctor honoris causa por la Saint Louis University. El nombramiento llega cuatro años después de que el autor de Musa Décima recibiera esta misma distinción de la Universidad de León.

Merino recibirá el título en el campus que tiene en Madrid la Universidad fundada por los jesuitas en 1818 en San Luis (Misuri). Para el autor de Los cuentos del reino secreto es «un reconocimiento, que siempre es honrosísimo, y una manera de decir que estás en el mundo». El académico leonés no se toma el nombramiento como algo puntual, sino que confiesa que acepta encantado lo que le pidan la Universidad de León o la de Saint Louis, donde ha impartido varias conferencias. «Es como si me incluyesen de un modo simbólico en su plantilla».

Merino hablará la ceremonia de la Saint Louis University de la creación literaria «en general», que «es una manera de contar cómo la veo yo». Acaba de publicar el relato Metal, madera, piedra, corazón, dentro del libro Las más extrañas historias de amor (Reino de Cordelia), una obra coral en la que el autor leonés cuenta la relación imposible entre una máquina de tren y una palmera. Un relato que —confiesa— le divirtió mucho escribir. «Cuando me encargan algo, a veces no se me ocurre nada; y otras, me sale una idea estupenda», dice.

El autor de El heredero está a punto de terminar un libro en que lleva trabajando mucho tiempo. Un texto que ha reposado muchas horas en el cajón. «Es un libro bastante raro. Una relectura del Quijote —de cabo a rabo, incluido el Avellaneda—, pero, al mismo tiempo, hay un viaje por La Mancha y unas conferencias de Sabino Ordás». Un texto en el que reaparece el escritor apócrifo Sabino Ordás, que, de vez en cuando, emerge en las obras del autor de Las visiones de Lucrecia y al que León dedicó hace unos meses un congreso internacional, en el que participaron sus tres destacados discípulos: Merino, Luis Mateo Díez y Juan Pedro Aparicio.

«Espero que la gente lo pueda leer tranquilamente, porque he pretendido hacer una lectura mía del Quijote que sea divertida». De momento, no tiene fecha de publicación. Espera terminarlo en Semana Santa y luego, como hace con todos sus textos, lo dejará reposar. «Me gusta que lo que escribo se tranquilice», explica.

La trayectoria de Merino está plagada de reconocimientos. Ocupa el sillón ‘m’ de la RAE desde hace diez años. En 2005 Dinamarca le nombró embajador de Hans Christian Andersen. Es académico correspondiente de la Academia Panameña de la Lengua y de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. En 2015 recibió la Medalla de Honor de la Asociación de Licenciados y Doctores Españoles en los Estados Unidos. Es autor de más de un centenar de obras, entre novelas, ensayos, cuentos, poemarios y memorias. Tiene el Premio Nacional de Narrativa, el Nacional de la Crítica y el Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, entre otros.

La Saint Louis University nombra honoris causa a Merino
Comentarios