viernes. 12.08.2022
archivo

El célebre Suero de Quiñones, el caballero de las justas de Hospital de Órbigo, y su esposa Elvira Zúñiga, fueron enterrados en el monasterio de Santa María de Nogales. Sus espectaculares sepulcros de alabastro fueron vendidos hacia 1908 a la Hispanic Society of America, de Nueva York. Otras piezas, como el famoso Abaciologio, encontraron refugio en Barcelona. | dl

Los sepulcros que viajaron a nueva York
Comentarios