martes 10.12.2019
Palabras viejas

‘Al son de la tsingua’ o la importancia del ‘patsuezu’

La Junta presenta un documental en Villablino sobre la riqueza linguística
Ángel Gutiérrez, Gumersindo Bueno y Carmen Comadrán. V. A.
Ángel Gutiérrez, Gumersindo Bueno y Carmen Comadrán. V. A.

El Auditorio Municipal de Villablino acogió ayer la presentación del documental Al son de la tsingua, con el que la Junta de Castilla y León pretende dar a conocer la riqueza lingüística de la zona sudoccidente de Asturias y norte de León. A la proyección asistió el director general de Patrimonio, Gumersindo Bueno; la realizadora del audiovisual, Carmen Comadrán; y el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Villablino, Ángel Gutiérrez.


El patrimonio cultural inmaterial no se puede tocar, pero se escucha y se siente en lo profundo de la comunidad y de las personas que habitan el territorio. Un ejemplo de ello es el ‘patsuezu’, la lengua que se habla en el sudoccidente de Asturias y las comarcas del norte de León, Laciana fundamentalmente, pero también em municipios colindantes, como Palacios del Sil y localidades de Babia.

 

Para poner en valor este patrimonio, la Consejería de Cultura ha promovido la realización del documental Al son de la tsingua.

 

En el documental se presta especial atención a los contextos y acciones tradicionales relacionadas con el uso del patsuezu, como las actividades en torno a la manteiga, concejos y reuniones vecinales, calechos y filandones. Y, además, se muestra esta lengua como símbolo identitario que tiene vigencia en la actualidad. Diferentes colectivos consideran el patsuezu un motor de futuro con fuerza por sí mismo para crear actividades empresariales de la industria cultural.

 

El documental incluye entrevistas con investigadores como Roberto González Quevedo o Fernando Álvarez-Balbuena y lingüistas como Andrés Smith y José Herrero que acompañan las grabaciones y que ponen en valor las acciones que han desarrollado ayuntamientos, entidades locales, juntas vecinales y diversas organizaciones, como la Asociación de Amigos de Sierra Pambley, Asociación Raíces Lacianiegas, Asociación Calechos de Babia, Asociación El Teixu Rede pal Estudiu y la Defensa de la Llingua o el grupo de teatro Escarpín.

 

El testimonio de estudiosos del tema, escritores y divulgadores como Guadalupe Lorenzana o Manuel Gancedo, músicos como José Manuel Sabugo o Carmen Marentes, profesionales y educadores, se intercalan con los diálogos de vecinos de la zona que mantienen el ritmo del patsuezu en su habla, que se implican en su revitalización y que mantienen esta variante del Asturleonés en sus manifestaciones artísticas, culturales e identitarias.

 

Un patrimonio que queda patente en la toponimia, en los oficios tradicionales, en las creaciones de escritoras consagradas como Eva González Quevedo, en canciones o fiestas. «Podemos poner herramientas nuevas, como internet, al servicio de la revitalización de la tradición», según Fernando Álvarez-Balbuena, representante de la asociación El Teixu Rede pal Estudiu y la Defensa de la Llingua.

‘Al son de la tsingua’ o la importancia del ‘patsuezu’