jueves 29/10/20
Festival

Titirimundi se apodera del Palacín

El humor del teatro Checo despliega esta tarde ‘Una clase sobre el tiempo’
Los títeres del checo Pavel Smid, que pondrá en escena ‘Una clase sobre el tiempo’. TITIRIMUNDI

Lugar: Palacín.

Hora: 18.30.

Entrada: gratuita (hasta completar el aforo).

 

Titirimundi, el festival de títeres que auspicia desde hace más de treinta años el Ayuntamiento de Segovia, vuelve a hacerse extensivo a León.

El Palacín acoge hoy y mañana dos espectáculos de títeres que ha programado la Concejalía de Acción y Promoción Cultural del Ayuntamiento de León.

Hoy le toca el turno a Una clase sobre el tiempo, de Pavel Smid, títeres de madera, el humor del teatro Checo acompañado de canciones e interacción con el público. El montaje cuenta la historia de un profesor muy peculiar que va por el mundo dando clases sobre el tiempo. Durante una clase, Tim intenta aclarar las circunstancias sobre el tiempo mediante un cuento sobre dos hermanos: Rapidito y Lentito. En la historia se plantea una dicotomía: el tiempo, ¿pasa rápido o pasa despacio? Y esto nos conducirá a otras preguntas y otras reflexiones sobre el tiempo de nuestra vida, sobre los diferentes ritmos que llevamos o que confundimos o que debemos aceptar o cambiar, porque al final, la muerte a todos espera.

Mañana, también en el escenario del Palacín, a las 18.30 horas, llegará Cristobita. Tataranieto de Pulcinella, de Italia; bisnieto de Mister Punch, del Reino Unido; primo de Guiñol, de Francia; pariente de Kasperl, de Alemania; y hermano de leche de don Roberto, de Portugal, este hijo del mundo, Don Cristóbal, se ha perdido, olvidado quizá bajo las tablas de un retablillo en ruinas. Es valiente, pendenciero, camorrista, socarrón, generoso y muy guasón. Maneja la garrota con presteza y habilidad pasmosa, es, en fin, un cúmulo admirable de virtudes sin par… Y es, también, uno de los espectáculos talismán del grupo Libélula y Julio Michel. En homenaje a él desde Titirimundi volvemos a salir a buscar a este personaje como lo hizo Libélula, allí donde se sabe que saciaba sus pasiones: en las tabernas, en las plazas de toros, en casa de su amigo el barbero, o en el castillo embrujado que guarda prisionera a una bella cautiva. Y lo hacemos de la mano de David Faraco y Sofie Krog.

El espectáculo, protagonizado por Cristobita, el nieto de Don Cristóbal, consta de tres pequeñas obritas, adaptaciones basadas en los géneros populares del repertorio tradicional europeo y, sobre todo, de los ‘robertos’ portugueses: El castillo encantado, donde Cristobita, al igual que Juan sin miedo, tendrá que enfrentarse a los dragones, fantasmas y vencer los peligros que se interponen en su camino para rescatar a la bella cautiva; La Corrida de toros, una divertida parodia de una corrida de toros, con Cristobita de primer espada; y El barbero, una pieza tradicional del repertorio portugués de fantoches, donde El barbero y Cristobita se enzarzan en una disputa por el precio del afeitado, que termina con la muerte de La Muerte. Todo ello al ritmo trepidante de los títeres de guante y cachiporra, con un colofón festivo.

Al leonés Julio Michel —director de Titirimundi hasta su fallecimiento— le gustaba acercar a las culturas del mundo con la mirada intensa y esencial de los teatros de marionetas, un teatro milenario que resurge investido de las infinitas formas que hoy definen las artes de la marioneta.

Recogida de invitaciones

Ambas actuaciones son gratuitas y las invitaciones se pueden recoger cada día del espectáculo en el Auditorio Ciudad de León, de 10.00 a 14.00 horas, hasta agotar las localidades; y a partir de las 17.30, en el Palacín. La entrada del público es a partir de las 18.00 horas.

Titirimundi se apodera del Palacín
Comentarios