viernes 27/5/22

Todos los sentidos en Cerezales

El territorio, el sonido y el arte contemporáneo, a través de talleres para el público en general son los argumentos de la nueva temporada de la fundación Antonino y Cinia
                      El trío Zukan Hara Alonso es uno de los participantes en las actividades de la fundación. DL
El trío Zukan Hara Alonso es uno de los participantes en las actividades de la fundación. DL

La Fundación Cerezales Antonino y Cinia ya cuenta con el cartel con más de una decena de actividades para las próximas semanas, en torno al territorio, el sonido y el arte contemporáneo, a través de talleres para todos los públicos, filandones, salidas, actuaciones y su exposición actual.

El programa se articula en base a los ciclos ya consolidados de trabajo de la Fundación: Micología, Herbarium, Líquenes, Labranzas, Secuencias, y da cabida también a encuentros en torno a la educación de las personas ligadas al campo y a las experiencias de aprendizaje al aire libre; o para conocer el territorio a través de sabores, olores, texturas y colores particulares de la zona. Pone en marcha también ciclos nuevos que abren un espacio de reflexión sobre las labores textiles tradicionales del vecindario local.

del bosque al huerto

El 11 de mayo comienza el programa con una nueva edición del ciclo Micología, cuyas inscripciones ya están abiertas, para adultos/as desde 16 años. Cuenta con dos colaboradores, el doctor en biología Arsenio Terrón y el ambientólogo Darío Fernández Santos con quienes, tras una introducción al reino y una salida en Pola de Gordón para el reconocimiento de setas, darán inicio al cultivo de hongos en alpacas y a la inoculación de micelio en el huerto: «Conoceremos la ayuda simbiótica que existe entre plantas y hongos y aprenderemos cómo mejorar los suelos del huerto y el crecimiento de las solanaceas», señalan respecto a los objetivos y contenidos del encuentro.

Respecto a Secuencias: Secuencia V, con el trío Zukan, Hara Alonso y la Sala de Máquinas de Sahelices de Sabero, se trata de un ciclo de intervenciones sonoras en el espacio, comisariado por el Área de Sonido de FCAYC desde el año 2020. La sala de máquinas del Pozo Herrera I, en Sahelices de Sabero fue uno de los primeros lugares que se pensó para el desarrollo de una Secuencia. Este edificio de piedra labrada construido en 1930, formó parte de una remodelación en Herrera I, que había sido en 1912 el primer pozo vertical de la provincia de León. Hace más de un año, la fundación comenzó las conversaciones para investigar sobre las sonoridades potenciales de este lugar con Trío Zukan (que aúna tres instrumentos poco comunes como la percusión, el acordeón y el txistu) con la incorporación de Hara Alonso y el propio museo.

Todos los sentidos en Cerezales
Comentarios