jueves. 09.02.2023
Exposiciones

Una manzana que huele arte

El Instituto Leonés de Cultura impulsa actividad también en la capital con exposiciones de referencia que se mezclan como visitas a varias bandas
Obra expuesta de Martínez Roa presente en la exposición ‘Horror Vacui’.DL

El arte en León se multiplica en un paseo que da para varias jornadas. Galerías privadas que hacen un gran esfuerzo por mantener la iniciativa cultural junto a los centros oficiales. Y, entre estos últimos, el edificio del Instituto Leonés de Cultura, que se convierte en una manzana con mucho arte. Otros tienen millas, pero esto sería una manzana todavía más completa si se permite la licencia de que la Bilbioteca y el Conservatorio tienen su apartado creativo. Y no digamos, si se rescata la actividad epistolar, con el edificio de Correos. Pero el alto es en el Centro Leonés de Arte y la Sala Provincia. La imponente e imperdible retrospectiva de Miguel Ángel Febrero, en esta última sala, es asunto ineludible para los amantes de más que la pintura. Y la cita se mantendrá hasta este mes.

La muestra en la Sala Provincia de Miguel Ángel Febrero es una potente retrospectiva fundamental

Hay en esta muestra de Febrero una idea completa de su obra. Y podría decirse que una cronología vital y artística y hasta de su entorno. Y en toda esa riqueza creativa de este artista fundamental del León de las últimas cuatro décadas se puede percibir una evolución que tal vez va y viene, pasa por lo figurativo, presenta o recuerda lo hiperrealista y ofrece una panorámica de gran artista. Y como propuesta rotunda lo demuestran 62 obras bajo el nombre de Secuencias que hacen honor a ese carácter tanto de retrospectiva como de la enjundia que presentan sus trabajos.

Y todo ocurre de puerta en puerta del Instituto Leonés de Cultura, que casi resguarda así del frío al visitante que a pocos pasos ya se encuentra ante otras obras. En este caso, las del arquitecto Nicolás Martínez Roa, quien además de ofrecer un largo recorrido de sus creaciones, hasta presta el servicio de enseñar parte de su proceso creativo. Horror Vacui es así un lleno total de talento servido en forma de tres decenas de obras.

Y como complemento perfecto las fotografías del Concurso Ruta de los Monasterios, también hasta final de este mes, que cumplen otra de las misiones del Instituto Leonés de Cultura, como es la de incitar a la recomendable visita a los rincones de la provincia.

Una manzana que huele arte
Comentarios