jueves. 02.02.2023
El periodista y escritor cepedano Tomás Álvarez presentó ayer su guía sobre el trazado romano que une Astorga y Mérida, editada por Lobo Sapiens

Una obra para sentir la Vía

De izquierda a derecha, Tomás Álvarez, Juan José Alonso Perandones y José Antonio Martínez
La guía de la Vía de la Plata. Pueblo a pueblo, del escritor y periodista Tomás Álvarez, pretende servir de orientación al viajero que recorra el trazado entre Astorga y Mérida, para que descubra los atractivos paisajísticos, patrimoniales, culturales y gastronómicos de los pueblos y ciudades enclavados en el recorrido. La obra, publicada por Ediciones del Lobo Sapiens, fue presentada ayer en Astorga, en un acto que reunió al autor, al escritor y miembro del colectivo antes citado José Antonio Martínez Reñones, y al alcalde maragato, Juan José Alonso Perandones. La guía, de 141 páginas, se detiene en Mérida, Cáceres, Plasencia, Béjar, Salamanca, Zamora, Benavente y Astorga, así como en las pequeñas poblaciones que se encuentran entre cada una de estas etapas del recorrido. Mapas e información Mapas, información sobre los principales restos patrimoniales y las posibilidades de ocio y gastronómicas que ofrece cada localidad, se combinan con fotografías y contenidos históricos alusivos al trazado. El objetivo de la guía es que el viajero no se aparte del mismo y que sepa apreciar las bellezas que encierra cuando lo recorra. Álvarez señaló que su libro es «un empeño romántico por luchar a favor del pueblo», ya que «los avispados de siempre tratan de sacar partido de este patrimonio, alterando incluso el recorrido y falseando la historia». El autor añadió que «en los humildes pueblos por donde discurre, se sigue con la esperanza de que mediante la promoción de la vía se les den algunas expectativas de futuro. Y ni el gobierno de Castilla y León ni el de España ayudan nada». El escritor, que resumió los fundamentos históricos, técnicos y patrimoniales del trazado, indicó que «la rehabilitación de la vía supondrá una mejora de los territorios urbanos y rurales por donde va». Por su parte, Perandones señaló que «la Vía de la Plata es un camino que ha resistido todas las embestidas. Es una vergüenza que se gaste dinero para esconder su riqueza patrimonial». Mientras, Reñones indicó que «en este tiempo de mercadocracia no se respeta ni la historia ni las minorías», y que «sigue siendo éste un país asimétrico y dislocado por el Mediterráneo y el norte».

Una obra para sentir la Vía
Comentarios