martes 19/1/21

Venecia alza barreras para evitar al público y contagios en su alfombra roja

La alfombra roja de la Mostra, por la que cada año desfilan las grandes estrellas del cine mundial, se convirtió hoy, miércoles, en una inusual fortaleza, con barreras para evitar aglomeraciones de público, aunque por ella pasaron Tilda Swinton y Cate Blanchett.

El Palacio del Cine del Lido veneciano acogió ayer la gala de inauguración de la 77 edición del Festival, que transcurre envuelto en un potentes medidas de seguridad para evitar eventuales contagios de coronavirus.

Una de estas, inesperada, ha consistido en levantar barreras a lo largo de la alfombra roja para ahorrarse las aglomeraciones de público y de seguidores que cada año se arremolinan ante sus verjas para ver a sus ídolos o conseguir un autógrafo o una foto suyas.

Así, el panorama minutos antes de la gala distaba mucho del de las pasadas ediciones, entonces con cientos de personas, jóvenes en su mayoría, coreando los nombres de sus actores y actrices preferidas.

Solo algunas personas trataban de colar la mirada por algunas rendijas de las verjas o veían pasar los lujosos coches con cristales oscuros que llevan a los invitados hasta el lugar. Y los únicos gritos eran de los fotógrafos que trataban de tomar una buena instantánea.

Venecia alza barreras para evitar al público y contagios en su alfombra roja
Comentarios