sábado 24/7/21

Villafranca volverá a ser la «cantera» de la composición actual española

La edición número 27 del curso berciano se celebra este año del 24 al 27 de agosto
Pedro Halffter será uno de los pianistas de excepción que participan en el curso.

El nombre de ‘la escuela de Villafranca’ surgió para denominar a un grupo de compositores de gran proyección a los que unía el vínculo común de haber compartido mesa, debate y atril en una iniciativa impulsada hace 27 años por el autor y director de orquesta Cristóbal Halffter. En la también llamada ‘pequeña Compostela’, en esta hermosa villa del Noroeste, se formaron y perfeccionaron profesionales como Sánchez Verdú, David del Puerto o José Manuel López, y su Curso de Composición vuelve este año para seguir siendo, como dicen sus organizadores, una de las «canteras» de la música clásica española. Además, los interesados en inscribirse aún pueden hacerlo hasta el próximo 13 de agosto.

El curso se celebrará del 24 al 27 de este mes y en él impartirán su maestría tres pianistas de excepción —Pedro Halffter, Íñigo Sampil y Alberto Rosado, este último, pianista residente—, quienes se encargarán de materializar en sonido aquello que está escrito en los papeles pautados. Y así, según comunicado emitido por la organización, «Alberto Rosado trabajará las obras de los alumnos que, habiendo concursado para tal fin y una vez hecha la selección por parte de los profesores, se estudiarán, estrenarán en concierto y grabarán, todo un lujo para jóvenes intérpretes, junto a un programa con obras de los profesores. Por su parte, Pedro Halffter e Íñigo Sampil estrenarán la última composición para piano de Tomás Marco, lo que constituye un auténtico privilegio para el curso, además de la versión para dos pianos de la impresionante 4ª sinfonía de Brahms».

De esta manera, los alumnos inscritos mejorarán sus conocimientos en un ambiente de estudio y superación: de Villafranca han salido desde muy reconocidos autores hasta compositores emergentes «cuya andadura internacional comienza a desarrollarse y lo hará sin duda durante los próximos años», continúa el comunicado, que prosigue: «De manera sencilla, es un fenómeno que se puede resumir en el hecho de que un buen número de premios nacionales de la música en el apartado de composición, de los últimos años, son ‘hijos’ de Villafranca».

En este sentido, Alberto Carretero, perteneciente a esa última generación que despunta con mucha fuerza, es a la vez compositor de la obra encargo del festival y alumno de la presente edición del curso, donde, entre otras cosas, presentará esa misma obra para órgano a sus colegas-profesores para que éstos la analicen y valoren.

En definitiva, otra prueba de la alta calidad y nivel de la cita, en la que surgen circunstancias tan poco frecuentes como las de ser maestro y alumno a la vez. «Esto y muchas más cosas, ocurren cada año en Villafranca (la web del curso, con toda la información, es www.fiocle.org), convertida durante una semana en la capital de la creación contemporánea; incubadora, cuna, motor y punto de confluencia de experiencias y saberes de los mejores representantes de al menos cuatro generaciones de creadores», concluyen.

Villafranca volverá a ser la «cantera» de la composición actual española
Comentarios