viernes 30/10/20

La viuda de César Bobis dona a León gran parte de su obra pictórica

Francisca Aranzuelo cede 22 lienzos a la revista de poesía ‘Fake’, . y dos al Museo de León y a la Fundación Sierra Pambley .
Retrato del artista César Bobis, que falleció en 1996 y cuya obra ahora podrán conocer los leoneses.
Retrato del artista César Bobis, que falleció en 1996 y cuya obra ahora podrán conocer los leoneses.

Poco partidario de exponer su obra, el artista César Bobis se alejó del mundo del mercado del arte, y eso a pesar de que la crítica siempre había recibido sus exposiciones con elogios calurosos. Su obra triunfó en todas las ciudades en las que se exhibió. Algunas de ellas fueron Madrid, Salamanca, Milán y Nueva York. Sin embargo, un día decidió cerrar la puerta a las galerías y así siguió hasta su muerte. Catedrático de Literatura, dedicó gran parte de su actividad artística al diseño de portadas para revistas como ‘Ciudadano’ o de libros de editoriales ‘rojas’ como Akal.

Falleció en 1996 y dejó una obra inmensa que ahora su viuda, Francisca Aranzuelo, dona a los leoneses. Gran parte irá a parar a la revista poética Fake, que dedicó su primer número a la obra creativa del artista. Entonces, Aranzuelo permitió que se reprodujeran de manera libre muchos de sus cuadros. Ahora, y con el fin de financiar su labor editorial, Aranzuelo ha decidido cederles 22 lienzos. Además, y con el fin de que los leoneses conozcan la asombrosa obra de su marido, la Fundación Sierra Pambley y el Museo de León también recibirán sendos cuadros. En el caso del Museo de León, la pintura se mostrará a partir de septiembre.

Los lienzos de César Bobis han sido definidos como «visiones» de los artistas en los que se reflejaba: Goya, Zurbarán, Van Hans, Blas de Ledesma. Antes de morir, presentó el libro Obra inédita 1980-1996, un legado para los amigos que realizó cuando ya sabía que se moría. De él, dijo Antonio Muñoz Molina: «Lo que todos hacemos con el relato de nuestra vida, César Bobis lo hizo antes de morir con el de sus trabajos y el de sus aficiones, pero él sabía que ese iba a ser su relato último, y, por tanto, definitivo, así que cada imagen que escogió, cada obra, cada título y cada cita, debían ser cuidadosamente calculados...»

La viuda de César Bobis dona a León gran parte de su obra pictórica
Comentarios