miércoles. 01.02.2023

Wyoming, hasta en las noticias

En los informativos de hoy cabe de todo, por ejemplo la última ocurrencia subida al canal You Tube, como sucede en La Sexta.
El Gran Wyoming, presentador de ‘El intermedio’.

Tiene El Gran Wyoming poca parroquia, pero mucha gracia. Y el mérito de hacer que la gente se parta de la risa mientras el tipo sigue serio, como ajeno a la broma. El otro día se descolgaba El intermedio (La Sexta) con un sketch muy bueno sobre Iñaki Urdangarin. En primer plano se veía al Rey dando el discurso de Nochebuena y detrás, en un segundo plano, al marido de la infanta Cristina llamando a la puerta de La Zarzuela. Pero no le abrían, así que lanzó un SOS, y escribió la palabra ‘abre’ con vaho en el cristal, pero ni por esas... El gag tuvo gracia, pero algunos no lo vimos en El intermedio sino en el informativo de mediodía, el que presenta Helena Resano.

Sí, en las noticias, como una más, cerrando el telediario de las dos de la tarde. Desubicado completamente, restándole gracia al asunto, porque uno ve el informativo y lo último que espera es partirse de risa (ojalá). Para eso pone El intermedio. Las noticias son (o eran) otra cosa. El asunto sería anecdótico, pero desgraciadamente no lo es. Porque ese día fue el vídeo de Wyoming, pero otro será una chorrada de YouTube o el vídeo de un friki haciendo el pino puente en pelotas...

El telediario ha dejado de ser esa cosa seria que aborrecíamos de chavales. Porque los críos nunca entendimos esa pasión de los mayores de la casa por enterarse de las malas noticias y por el gusto de que se las contase un señor o señora con pinta de aburrido y vestido de traje que jamás se levantaba de la mesa. Como espectáculo televisivo, una soba, vaya.

Pero hoy los informativos son otra cosa (algún ‘mérito’ tendrá Piqueras...). Y no solo porque los presentadores se levanten de la mesa, que también. Es que el telediario se ha convertido en una especie de un magacín raro, un cajón de sastre donde cabe casi todo: las noticias buenas y hasta lo que no es noticia. Fulanito se pone a hacer el gamba en casa, sube el vídeo a Internet y si no se le ha adelantado Menganito con una ocurrencia más friki, se asegura minuto y medio en el informativo, como Merkel, Rajoy o Cristiano Ronaldo (bueno, a este le dejan algo más y encima le sacan todos los días).

Todas las cadenas han ido sucumbiendo en mayor o menor medida a la dictadura de la imagen. Pero sería injusto obviar las diferencias, porque las hay. Afortunadamente en TVE todavía parecen esos tipos serios que aburren a los niños y que cuentan las noticias como se ha hecho siempre. Y la prueba de ello (no de que aburren al personal, sino de que siguen manteniendo la esencia del informativo) son las audiencias. Ana Blanco, Pepa Bueno y compañía llevan 52 meses seguidos con la vitola de líderes. Es la merecida recompensa a escribir el guión mirando al mundo y no a You Tube.

Wyoming, hasta en las noticias
Comentarios