viernes. 03.02.2023

A un paso de la gloria

La España del leonés Manolo Cadenas se juega hoy ante Francia el billete para la gran final del Campeonato de Europa y aspirar a un oro que nunca ha ganado.
<br />(Click para ampliar).
<br />(Click para ampliar).

La selección española de balonmano tratará de alcanzar hoy (18.30/Teledeporte) su cuarta final del Campeonato de Europa, en una semifinal aante Francia en la que el conjunto español no podrá permitirse repetir ninguna de las dudas que ha dejado durante su trayectoria en la competición. Máxime cuando enfrente se encontrará con una selección francesa, una de las tradicionales «bestias negras» del equipo español, que parece haber recuperado, tras el fiasco del pasado año en el Mundial de España, la solidez que le convirtió en el gran dominador del balonmano mundial.

Todo lo contrario que España, que salvo por momentos puntuales, en especial en el encuentro ante Dinamarca, no ha alcanzado la excelencia que le permitió ceñirse el pasado año su segunda corona mundial en Barcelona. «Francia se ha mostrado hasta el momento un poquito más sólida que nosotros, pero tenemos nuestras opciones y, en ese sentido, quizá nos venga bien no haber alcanzado nuestro mejor momento, porque queremos alcanzarlo ahora, que es cuando más se necesita», señaló el seleccionador, el leonés Manolo Cadenas..

Y es que el conjunto español ha mostrado su mejor cara en este Europeo cuando se ha enfrentado a los rivales mas exigentes, hecho que habla del espíritu competitivo de una selección, que como siempre destaca Cadenas, «más se crece», cuando más exigente es el reto.

Un carácter irreductible que ayuda a reforzar las «buenas sensaciones» con las que España selló su pase a las semifinales, tras recuperar ante Macedonia, la solidez defensiva, que ha permitido a los «hispanos» pelear por las medallas en los dos últimos Europeos y Mundiales.

Una defensa que, como advirtió el técnico español, deberá ser más solidaria que nunca para evitar el juego uno contra uno en el que sobresalen las estrellas francesas, encabezadas por el barcelonista Nikola Karabatic. «Es clave que nuestra defensa esté preparada para ayudar en todo momento, que posibilite las ayudas entre compañeros, que seamos solidarios, un bloque, porque si queremos jugar como ellos, de manera más individual, Francia está más dotada para ese juego», explicó.

Un juego al que Francia ha añadido en este Europeo, a juicio del seleccionador español, un carácter más colectivo, «más táctico», sobre todo, cuando se encuentra sobre la pista el extremo-lateral Valentin Porte.

Riqueza táctica en la que España encontrará su principal argumento para tratar de superar a la férrea defensa francesa, en la que ausente Didier Dinart, ahora parte del cuerpo técnico galo, el liderazgo pertenece a la pareja que conforman los hermanos Nikola y Luka Karabatic.

A un paso de la gloria
Comentarios